Definición:

La osteoporosis es una condición en la cual los huesos pasan a ser frágiles y pueden romperse muy fácilmente.

Frecuencia:

La mitad de las mujeres de más de 50 desarrollan osteoporosis. Uno de cada cuatro hombres tiene osteoporosis. Uno de cada tres hombres no sobrevive el año después de una fractura de cadera. Las fracturas de cadera y columna vertebral frecuentemente llevan a la muerte.

Sin embargo, al ser una enfermedad silenciosa, no se toma real conciencia hasta que el diagnóstico se realiza.

Patogenia:

El remodelado óseo es un proceso natural del cuerpo por medio del cual unas células denominadas osteoclastos degradan el hueso viejo, mientras que los osteoblastos regeneran el tejido. El desbalance entre dichas células puede desmineralizar la estructura ósea, proporcionándole esa textura porosa característica de la osteoporosis.
El estrógeno es esencial para mantener ese equilibrio celular durante el recambio óseo. El déficit de esta hormona al llegar a la menopausia acelera la resorción de hueso, además de dificultar la absorción de calcio y la formación de hueso nuevo, por lo que las mujeres después de la menopausia son mucho más propensas a presentar osteoporosis. El deterioro de la micro estructura del sistema óseo puede pasar desapercibido, hasta que se manifiesta por medio de una fractura.

Riesgos:

En casos serios un simple estornudo puede romper un hueso.

La pérdida ósea y la osteoporosis en la mayoría de los casos se presentan en individuos de 50 o más. Pero su prevención y tratamiento debería comenzar tan temprano como en la adolescencia porque el 85% de la masa ósea se adquiere hasta los 18 años en mujeres y 20 en hombres.

Las mujeres pueden perder hasta 20% de su densidad mineral ósea en los cinco a siete años después de la menopausia. La pérdida ósea en el hombre es más lenta y usualmente ocurre más tarde que en la mujer.

Aproximadamente el 20% de la población afectada es hombre y el 80% mujer. Sin embargo, en los hombres mayores el porcentaje es mayor y los hombres son más propensos de morir después de una fractura de cadera que las mujeres. La osteoporosis no es más un tema “sólo de mujer”.

Síntomas:

Pequeñas fracturas, generalmente en la columna, muñeca, o costillas, durante actividades cotidianas como flexión o ligeros impactos, pueden ser los principales síntomas de desmineralización ósea. 40% de las fracturas vertebrales pasan inadvertidas, convirtiéndose en grandes factores de riesgo, ya que el paciente más que presentar dolor agudo, simplemente siente una ligera molestia en el raquis a nivel dorsal o lumbar.
Las fracturas de cadera representan una de las mayores causas de sufrimiento durante esta enfermedad, por tratarse de un área que compromete el movimiento de gran parte del cuerpo. Es esta una de las complicaciones que afecta la independencia física, pudiendo ocasionar hasta la muerte en pacientes ancianos.

Diagnóstico:

El test de Densidad Mineral Ósea (BMD) también conocido como test de Densidad Ósea puede determinar si hay osteoporosis. Este test ayuda a estimar la densidad de los huesos en la espina dorsal y caderas, estimando el riesgo futuro de fractura en un período de 10 años.

Tratamiento:

La osteoporosis es un gran problema de salud a nivel mundial. La mejor manera de luchar contra la osteoporosis es a través de la educación de las personas acerca de la salud de los huesos. Cuando usted piensa acerca de mantenerse saludable, probablemente piensa acerca de cambios en el estilo de vida para prevenir el cáncer o enfermedad cardíaca. La salud de los huesos no estará entre sus prioridades, pero debería.

Medicamentos como el ácido zoledrónico de 5mg representan una opción para el tratamiento del déficit de calcio y densidad en el sistema óseo, por su acción protectora ante fracturas vertebrales y no vertebrales. Se trata de una molécula que, además de estar indicada para todos los pacientes que tengan riesgo de fracturas por osteoporosis, garantiza la adherencia a la terapia ya que se administra una vez al año vía endovenosa.

La alimentación y la actividad física son fundamentales sobre todo entre los 8 y 14 años, que es cuando el cuerpo humano logra formar el 80% del pico de masa ósea. Hay dos cosas vitales: el calcio, para mantener la mineralización del hueso; y la proteína, esencial en mantener la estructura muscular ideal para la estimulación del crecimiento óseo.

En general, las modificaciones de estilo de vida son recomendables para prevenir y tratar la osteoporosis incluyendo adecuado calcio y vitamina D, ejercicio regular de sustentación de peso y consumo moderado del alcohol. Numerosos agentes farmacológicos se encuentran disponibles para el tratamiento de la osteoporosis. Los bisphosphonates son considerados el tratamiento de elección para hombres y mujeres con osteoporosis.

El calcio adecuado y vitamina D son importantes en las personas de todas las edades, especialmente en niños y en la madurez.

La nutrición adecuada con ejercicio apropiado es la clave para ganar la lucha contra la osteoporosis. El ejercicio ayuda mejorando la densidad ósea, fortaleciendo músculos y reduciendo el riesgo de caídas.

El ejercicio de alta intensidad no tiene más beneficios extras que el ejercicio de baja intensidad. Entonces, nosotros sugerimos que hombres y mujeres tomen un régimen regular de ejercicio de sustentación de peso que disfruten, para así facilitar la adherencia a largo plazo.

En general, la ingesta adecuada de calcio es 1.000 mg de calcio elemental y 600 IU de vitamina D por día. La dosis recomendada de calcio para hombres y mujeres con osteoporosis es de 1.200-1.500 mg diarios. El calcio es importante para la mineralización ósea. Hace que los huesos sean más firmes.

Puede obtener calcio de los alimentos como la leche, queso o yogurt. Además, existen muchos suplementos de calcio disponibles en el mercado, que pueden ser adquiridos sin receta médica para proveer los requerimientos diarios adecuados de calcio y vitamina D.

Prevención:

• Tome una cantidad adecuada de calcio diariamente.
• Ejercítese diariamente.
• Agregue ejercicio de sustentación de peso en su programa de acondicionamiento físico.
• Evite factores como el cigarro y el consumo excesivo de alcohol, ya que aumenta la pérdida de hueso y el riesgo de osteoporosis.
• Pregunte a su médico acerca de exámenes para la osteoporosis.
• Sepa más acerca de campañas nacionales o internacionales de lucha contra la osteoporosis.
• Sea un lector activo y aprenda acerca de noticias de salud ósea en los diarios locales o internacionales sobre osteoporosis.

Dr. Avilio Méndez Flores

[ad code=2 align=center]