La mala alimentación puede incrementar los casos de ceguera por diabetes.

Los médicos no se cansan de insistir en que una dieta sana y equilibrada puede evitar muchos problemas de salud. Ahora, incluso los oftalmólogos hacen suya esta recomendación. La obesidad es una de las razones por la que ciertas personas desarrollan diabetes, que puede desembocar en una ceguera, no es para menos, ya que la diabetes juvenil ha experimentado un notable crecimiento durante los últimos años en los países desarrollados.

Los expertos tienden a unir el repunte de esta enfermedad a los hábitos alimentarios una dieta rica en grasas e hidratos de carbono.

Los niños no nacen con diabetes, sino que algunos nacen con la tendencia a desarrollarla. La diabetes juvenil es la peor de todas. El joven que sufre esta enfermedad y no está tratado médicamente se quedará ciego a los 25 ó 30 años.

La diabetes es una enfermedad que se puede transmitir por herencia de genes. Sin embargo, con una dieta equilibrada, sus efectos pueden ser controlados.

No obstante, los expertos en nutrición han dado la voz de alerta al apreciar un elevado consumo de productos ricos en grasas, azúcares e hidratos de carbono entre los jóvenes. Según estos expertos, los niños que no disfrutan de una dieta equilibrada son más propensos a sufrir en el futuro enfermedades como la diabetes, ceguera o cardiovasculares.

Si no atajamos el problema, no es descartable que en el futuro se incremente el número de niños que padezcan diabetes que puede desembocar en una ceguera.

Dr. Avilio Méndez Flores