Son lesiones en la pared de la vía digestiva. La mayoría de las úlceras están localizadas en el duodeno, que es la primera parte del intestino.

Pueden ser de causa infecciosa por el Helicobacter pylori (la más frecuente). También el ácido producido en exceso por el estómago puede contribuir a la formación de las úlceras.

En otros casos por ingestión continuada de sustancias irritantes, como alcohol, café, comidas muy condimentadas ó el uso repetido de antinflamatorios, igualmente el estrés físico o emocional y hasta el cigarrillo puede ayudar a causarlas.

Posibles síntomas:

• Dolor en el estómago que se produce durante la noche • Sensación de rápida llenura.
• Sentimiento de pesadez, hinchazón, ardor o dolor en el estómago.
• Vómitos

Se pueden tratar:

• Utilizando una combinación de antibióticos y bismuto
• Reduciendo la cantidad de ácidos en el estómago (con omeprazol por ejemplo.
• Utilizando antiácidos

Señales de alarma de que la úlcera está empeorando:

• Si hay vómitos de sangre
• Vómitos de los alimentos que se han ingerido horas o días antes
• Sentirse friolento
• Sentirse inexplicablemente débil o mareado
• Presentar sangre en las deposiciones las cuales se hacen oscuras
• Presentar náuseas constantes y vómitos repetidos
• Acusar dolor súbito y serio
• Estar perdiendo peso
• El dolor no desaparece a pesar de haber tomado la medicina
• El dolor se irradia hasta la espalda

Si se presentan algunos de estos síntomas se debe acudir a consulta médica para una evaluación.

Dr. Avilio Méndez Flores