Filtrando el agua potable a través de un trozo de tela, de un vestido en desuso por ejemplo, se puede reducir el número de casos de cólera a la mitad, según investigadores de Estados Unidos.

Esta sencilla técnica fue probada en Bangladesh, donde potencialmente podría llegar a salvar muchas vidas.

Los científicos descubrieron hace ya tiempo que la bacteria que causa el cólera se encuentra donde hay plancton (un diminuto organismo acuático), con el cual mantiene una relación simbiótica, mutuamente beneficial.

Es por eso que los investigadores de la Fundación Nacional de Ciencia de Estados Unidos decidieron poner en práctica la teoría que sostiene que al filtrar el plancton del agua, también se remueve la bacteria.

Los investigadores descubrieron que al doblar un trozo de sari (vestimenta típica india de algodón) en cuatro, construían un filtro tan efectivo como el fabricado especialmente con nylon.

De acuerdo a los expertos, también puede utilizarse como filtros otra clase de materiales similares.

“El método puede llegar a salvar miles de vidas durante los brotes epidémicos, particularmente la vida de los niños menores de cinco años de edad”, señaló la directora de la investigación, Rita Colwell.

Para la doctora Claire-Lise Chaignat, coordinadora de acción contra el cólera de la Organización Mundial de la Salud, “esta enfermedad afecta a los más pobres de los pobres, quienes tienen muy escaso acceso al agua o a métodos de higiene. Esta práctica simple para limpiar el agua, puede ser muy útil para esta gente”.

Fuente: BBC mundo