Hay quienes desconocen esa condición hasta que se toman la tensión
Los exámenes de perfil lipídico desde los 20 años de edad son recomendables para tomar acciones preventivas a tiempo

La principal causa de muerte en los seres humanos a escala mundial es el conjunto de enfermedades cardiovasculares y uno de los factores que conduce a sufrirlas es la hipertensión arterial, que afecta a uno de cada tres venezolanos; es decir a 30% de la población local.

Así lo manifiesta el cardiólogo Roger Uzcátegui, quien recuerda que éste es uno de los factores de riesgo modificables y que, controlándolo, perfectamente puede contribuir a reducir la tasa de enfermos y de mortalidad por dolencias que perjudican al corazón.

La reflexión la hace el especialista a propósito del Día Mundial del Corazón cada último domingo de septiembre, y cuyo lema para este año fue “conoce tu riesgo”. Con ello se pretende estimular a la población de todo el planeta a mantenerse vigilante sobre los riesgos que conducen a padecer enfermedades cardiovasculares y a acudir con regularidad al médico para evaluar la condición personal, año tras año.

“Los factores de riesgo son sumatorios. Mientras más factores tienes más probabilidades existen de sufrir enfermedad cardiovascular. Entre ellos están los que no son modificables, como la edad, el sexo y la carga hereditaria, y los modificables, que son la presión arterial, el colesterol, la diabetes melitus, la obesidad, el fumar y el sedentarismo”, subraya Uzcátegui.

En ocasiones esos factores pasan desapercibidos y son atendidos cuando ya es tarde: “Nadie sabe, por ejemplo, que es hipertenso hasta que se toma la tensión; el colesterol malo en niveles altos no produce síntomas”, añade el cardiólogo y por ello resalta la importancia de mantener vigilancia médica, porque “las enfermedades cardiovasculares son perfectamente prevenibles, sobre todo cuando atacamos los factores de riesgo modificables. Debemos estar conscientes de que las enfermedades cardiovasculares son responsables de 20% de todas las muertes”.

El especialista asegura que los 20 años de edad es buen momento para que cada persona se realice su perfil lipídico, para comenzar a estudiar desde entonces la tendencia hacia cualquier defecto cardiovascular y comenzar la estrategia preventiva.

Uzcátegui agrega que la hipertensión no es un asunto que la ciencia médica haya logrado dominar por completo: “Seguimos investigando para lograrlo en el área terapéutica”. No obstante el galeno destaca la necesidad de llevar una vida sana, con alimentación balanceada y ejercicio frecuente.

Fuente:EL UNIVERSAL