Varias hormonas del organismo cumplen un ciclo circadiano. Por razones fisiológicas algunas de ellas se elevan durante el sueño, tales como la hormona de crecimiento, el cortisol, la melatonina y algunos péptidos intestinales.

La hormona de crecimiento es producida por la glándula pituitaria, la cual se encuentra en la base del cerebro y cumple funciones en el crecimiento y desarrollo y la producción de proteínas.

El cortisol es fabricado por las glándulas suprarrenales. Tiene funciones cardiovasculares, así como actuación en el metabolismo de las grasas. La secreción aumenta en situaciones de estrés.

La melatonina es elaborada por el cuerpo pineal (en el cerebro).

En el control del apetito y el aumento de peso inciden, entre otras sustancias, la leptina y la grelina. Si se eleva la leptina disminuye el apetito, y si sube la grelina se incrementa el apetito.

La leptina es una hormona producida por los adipositos o células de grasa. En animales de experimentación se probó que las mutaciones del gen de la leptina causan obesidad, elevación del nivel de azúcar en la sangre, resistencia a la insulina, hipotermia e infertilidad.

La grelina, llamada también “hormona del hambre”, es una hormona producida por el hipotálamo y por las células gástricas.

Dr. Avilio Méndez Flores

[ad code=2 align=center]