En lactantes de alto riesgo se debe evitar dar los alimentos mayormente productores de alergias, en los primeros meses de vida cuando el riesgo de sensibilización es mayor.

La lactancia materna exclusiva desde el nacimiento hasta los 6 meses de edad ayudará a evitar o a retardar el comienzo de la alergia, pero la madre también deberá seguir una dieta libre de los alimentos más alergénicos.

Cuando la madre no puede amamantar, la alternativa más segura es ofrecer una leche o fórmula hipoalérgica para lactantes.

Retarde la introducción de alimentos sólidos hasta los 6 meses de edad, la introducción de leche de vaca hasta el año de edad, huevos hasta los 2 años y maní, nueces y pescado hasta los 3 años.

Las alergias alimentarias que se desarrollan en los 3 primeros años de vida tiende a resolverse con la edad, por lo que cuando el médico lo indique deben reintroducirse los alimentos para asegurar que no se siguen restringiendo de manera innecesaria.

Dr. Avilio Méndez Flores

[ad code=2 align=center]