También conocida como coqueluche “tos de gallo”, es una enfermedad de origen bacteriano.

Se contagia por contacto directo con secreciones de las vías respiratorias de las personas afectadas.

Puede tardar en manifestarse de 6 a 20 días.

Además de la fiebre, el síntoma característico está dado por accesos violentos y repetidos de tos que culminan con frecuencia con la expulsión de mucosidades. Puede prolongarse por 2 o 3 semanas.

Se aplica tratamiento antibiótico y sedantes para la tos.

Se previene con la vacuna triple en los niños a partir de los dos meses de edad.

Recuerde que es menos difícil prevenir que intentar curar. Cuide su salud.

Dr. Avilio Méndez Flores

[ad code=2 align=center]