Definición:

Es una inflamación (erupción) en pliegues y áreas adyacentes de piel que se rozan o se presionan entre sí y en presencia del calor y la humedad, y ataca principalmente a personas obesas.

Causas comunes:

El intertrigo afecta las capas superiores de la piel y es causado por el efecto macerante del calor y la humedad, la presencia de bacterias, levaduras u hongos en los pliegues de ésta. La afección es más común en personas que son obesas y también se puede observar en personas que están postradas en cama o en aquellas que utilizan dispositivos médicos que puedan atrapar la humedad contra la piel, como extremidades artificiales, férulas y corsés.

En estos pacientes es frecuente encontrar antecedentes de dermatitis seborreica. También, hay varias enfermedades de la piel que pueden hacer un intertrigo, por ejemplo dermatitis atópica o psoriasis.
El intertrigo es común en los climas cálidos y húmedos.

Localización:

Este padecimiento es causado por el efecto macerante del calor, la humedad y la fricción, en las áreas internas de muslos y órganos genitales, axilas, debajo de pechos, la superficie inferior del vientre, detrás de oídos, y los espacios entre dedos del pie y de la mano, aunado a los malos hábitos higiénicos

Síntomas:

Las áreas de piel afectadas generalmente son de color rosa a marrón. Si la piel está particularmente húmeda, puede comenzar a romperse. Se desarrollan grietas, eritema y epidermis mojada en los pliegues del cuerpo, con denudación superficial. y, en casos severos, puede haber un mal olor.

Un intertrigo aparece generalmente rojo y puede también picar, exudar, y ser doloroso. El intertrigo ocurre más a menudo entre individuos gordos, o con diabetes, los postrados en cama o por el uso de pañal, y los que utilizan los dispositivos médicos, como férulas, espica de yeso o miembros artificiales, que atrapan la humedad contra la piel. Puede complicarse con infección secundaria a bacterias, hongos e incluso virus.

Diagnóstico:

El diagnóstico se establece por los antecedentes de mala higiene personal, aunque en el examen de orina y sangre puede revelar diabetes sacarina y en el de la piel candidiasis. Un frotis directo tal vez nos muestre abundantes cocos.

El médico con frecuencia puede realizar el diagnóstico de intertrigo simplemente mirando la piel.

También se debe realizar un raspado de piel y un examen de hidróxido de potasio para descartar la posibilidad de una infección micótica.

Se puede utilizar igualmente un examen con lámpara de Wood para descartar una infección bacteriana denominada eritrasma.

Casi nunca se necesita de una biopsia de piel para confirmar el diagnóstico.

Consulte con el médico si la afección persiste a pesar de un buen tratamiento en el hogar o si se disemina más allá de un pliegue cutáneo.

Diagnóstico diferencial:

Es importante descartar otros padecimientos como: Psoriasis inversa, tiña crural, eritrasma y candidiasis.

Tratamiento:

Es fundamentalmente higiénico, lavar el área afectada perfectamente y secar, para posteriormente aplicar talco en polvo.

Por lo general, es el tratamiento para todas las erupciones de piel, más o menos, y se debe consultar al dermatólogo si persiste por más que una semana. Las infecciones se pueden tratar con una medicación tópica y/o oral. El tratamiento más común para un bebé con erupción de pañal es el óxido del cinc crema. Hay también muchos otros ungüentos genéricos para la erupción de pañal. También para una infección persistente del intertrigo es común una crema anti hongos, como el. clotrimazol el 1%, utilizado conjuntamente con un ungüento de la erupción de pañal.

Se sugiere utilizar una toalla de papel para aplicar la crema del óxido del cinc y/o los ungüentos anti hongos para evitar el lavado excesivo de la mano, pues es muy difícil lavar el ungüento del óxido del cinc porque resiste el agua. Otros ingredientes en los ungüentos del bebé que son beneficiosos contra el intertrigo son aceite del hígado de bacalao y aceite de hígado de tiburón. Estos aceites están también disponibles en las formas de capsulas blandas que pueden también ayudar a la infección.

La hidrocortisona en cremas tópicas y en dosificaciones bajas es beneficiosa en calmar el dolor y los síntomas de la infección pero no es curativo.

Manteniendo el área del intertrigo seca y expuesta a aire puede ayudar a prevenir repeticiones. Si el individuo es gordo, la pérdida de peso puede ayudar. El usar jabón anti-bacteriano, rodeando la piel con algodón absorbente o una venda de tela de algodón, y tratando la piel con los polvos absorbentes y desodorantes prevendrá las ocurrencias futuras. Las recaídas de intertrigos son comunes, y requieren periódico cuidado de un dermatólogo.

Prevención:

La pérdida de peso y el movimiento frecuente del cuerpo usualmente pueden ayudar, al igual que mantener abiertas las áreas de piel plegada con toallas secas o airear las áreas húmedas con abanicos. Es igualmente recomendable usar ropas sueltas.

Dr. Avilio Méndez Flores