Definición:

Es una enfermedad caracterizada por la inflamación de la piel, que puede resultar dolorosa y debilitante.

Frecuencia:

Según las cifras que maneja la Organización Mundial de la Salud, actualmente la patología afecta a unas 80 millones de personas, en todo el planeta.

Causas:

El riesgo de padecer psoriasis está asociado a un trastorno genético hereditario. Ocurre cuando el sistema inmunológico del cuerpo toma erróneamente células sanas por sustancias peligrosas.

Síntomas:

La patología no es contagiosa y se presenta con mayor frecuencia en uñas, manos, pies y articulaciones.

Las lesiones ocasionadas por la Psoriasis afectan negativamente la vida de los pacientes, no sólo por las molestias o dolor que pueden causar, sino, por razones estéticas.

Tratamiento:

Aun se no consigue la cura definitiva, por lo que los objetivos actuales son controlar sus síntomas y mejorar la calidad de vida del paciente.

En algunos casos, cuando la enfermedad pasa a una fase severa, las personas tienden a aislarse socialmente, por temor al rechazo; cuando esto ocurre, los especialistas recomiendan tratamiento psicológico, pues la patología estará presente durante toda la vida del individuo, ya sea de manera continua o intermitente.

Dr. Avilio Méndez Flores

[ad code=2 align=center]