Es la afección quirúrgica más frecuente en los hospitales, y consiste en la inflamación del apéndice que al evolucionar puede terminar en una perforación, generando una peritonitis que puede ser una causa de muerte del paciente.

La apendicitis se debe a la obstrucción del apéndice por una inflamación local de origen desconocido muchas veces, aunque en algunos casos se ha encontrado obstruido por un cuerpo extraño: semillas de frutas, parásitos, etc.

Los síntomas son:

Un dolor abdominal de inicio, que es difuso alrededor del ombligo o un poco más por arriba, y que pasado un tiempo, aproximadamente 6 horas, se localiza en la parte inferior derecha del abdomen.

Progresivamente, después de haberse iniciado el dolor, aparecen nauseas y luego vómitos. La temperatura que en un inicio es normal, irá incrementándose progresivamente hasta tener fiebre en cuanto la apendicitis se ha perforado.

Sin embargo, este cuadro típico solo es en poco menos de la mitad de los pacientes, en el resto puede ser variable.

Se debe saber que la apendicitis en un niño evoluciona muy rápido y el riesgo de muerte se incrementa si no recibe la atención inmediata.
Que la edad más frecuente de presentación es entre los 7 a 30 años, pero esto no implica que no lo tengan niños muy pequeños o personas adultas de edades mayores.

El único tratamiento es quirúrgico la apendicetomía o extirpación del apéndice.

Como medida de prevención se debe ir inmediatamente al centro de salud más cercano cuando se tiene un dolor abdominal.

Dr. Avilio Méndez Flores

[ad code=2 align=center]