Las causas más comunes de infertilidad en la mujer, en el caso de fallas anatómicas o funcionales en el aparato reproductor son, además de alteraciones hormonales, el bloqueo de las trompas de Falopio, disminución de la reserva ovárica (por edad avanzada, razones quirúrgicas, genéticas), la disfunción ovulatoria (por síndrome de ovario poliquístico, entre otras), la endometriosis, miomas, etc.

En el hombre, esas fallas suelen deberse a anomalías anatómicas (varicocele, criptorquidia, ausencia, ausencia congénita de vías deferentes) o funcionales (hormonales, genéticas) que provocan escasa cantidad o mala calidad de espermatozoides.

También hay razones de origen inmunológico, cromosómico, problemas debido a radiaciones o quimioterapias, que pueden incidir en la fertilidad. Es usual que haya más de un problema en una misma persona y que en una pareja ambos contribuyan a la falta de fertilidad. Igualmente hay que recordar que una vez superados los 35 años de edad, la capacidad reproductiva de la mujer se complica.

Dr. Avilio Méndez Flores

[ad code=2 align=center]