Mordedura de serpiente o emponzoñamiento ofídico

0

La mordedura por una serpiente venenosa se denomina técnicamente emponzoñamiento ofídico (se utiliza el término “ponzoña” para referir el veneno producido por animales). Se estima que se producen más de 1.000 casos de emponzoñamiento anuales en Venezuela, responsables de aproximadamente 100 muertes cada año.

Una primera clasificación de estos animales es de culebras ponzoñosas o no ponzoñosas. También podemos referirnos a ellas de acuerdo con su dentadura. Así, las aglifas tienen dientes muy pequeños sin colmillos.

Dentro de este grupo encontramos por ejemplo las boas o anacondas (“tragavenados”), a las que es preferible evitar por su condición de constrictoras (no muerden pero trituran).

La solenoglifas, que sí tienen colmillos, son las más importantes desde el punto de vista médico, porque provocan la gran mayoría de los emponzoñamientos ofídicos en Venezuela. Tienen un perfecto equipo de colmillos ubicados en la parte anterior del maxilar anterior, que se erectan y, convertidos en “dos inyectadotas”, permiten la inoculación del veneno. Las serpientes de este grupo tienen un pequeño orificio entre los ojos y las fosas nasales, que sirve para captar estímulos calóricos. De allí la denominación popular de “cuatro narices”. Todas las culebras con estas características son venenosas.

Tenemos en el territorio nacional tres géneros: Bothrops, Crotalus y Lachesis. Es importante conocer algunas características biológicas que nos permitan diferenciar una serpiente venenosa de una que no lo es. Debemos hacer la salvedad de que esta diferenciación no es válida para las corales o para otras especies fuera de Venezuela.

Además de las “cuatro narices”, las serpientes venenosas tienen cabeza triangular por el bulto o eminencias laterales que producen internamente las glándulas de ponzoña y la cabeza cubierta de pequeñas escamas. Poseen pupilas verticales, cuello, bien diferenciado, cuerpo de forma prismática, cola bien demarcada y evidente (algunas con “maracas”, como la cascabel). Sus escamas parecen un “techo a dos aguas” y muestran una coloración generalmente mate. Al ser excitadas se “arman” con sus dos colmillos robustos en el maxilar superior.

Las culebras no ponzoñosas, por su parte, suelen tener pupilas redondas, la cabeza alargada, ovoide, cubierta de placas anchas. El cuerpo de estas culebras es cilíndrico, de colores brillantes, con cola larga y adelgazada, y escamas generalmente lisas. Tienden a huir con gran agilidad al ser molestadas y, por su puesto, carecen de colmillos inoculadores.

La gran mayoría de los emponzoñamientos ofídicos en Venezuela se producen por especies del género Bothrops, especialmente la Bothrops atrox que es la más distribuida en todo el país. Estos animales prefieren las zonas boscosas y húmedas, cercanas a ríos o caños. Suelen reposar durante el día y se activan en horas de la tarde y de la noche, cuando penetran a los sembradíos en busca de ratas y otros pequeños roedores, por lo cual son importantes en el control biológicos de estas plagas. Reciben nombres populares diferentes de acuerdo con la región en la que se les aviste, por ejemplo: mapanare, macagua, macaurel, cuatronarices, tigra, guayacán.

El género Crotalus tiene un solo representante en Venezuela, la Crotalus terrificus conocida ampliamente como cascabel. Se le reconoce fácilmente por la maraca (crepitaculum), que se observa al final de la cola y que suena con el movimiento rápido, cuando la serpiente está excitada. Se distribuye en forma amplia por todo el país, pero prefiere las zonas más secas, llanos, valles y depresiones. Las cascabeles ocupan el segundo lugar después de Botrhops atrox como responsables de emponzoñamientos en Venezuela.

El otro género presente en el país es el género Lachesis, que tiene una sola especie, la Lachesis muta (cuaima, cuaima concha de piña). Es la serpiente venenosa de mayor tamaño en el continente americano, pues puede alcanzar más de cuatro metros de longitud. Vive en las selvas amazónicas del sur de Venezuela, en áreas de densa vegetación. Se encuentra Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro, así como en la parte sur de Sucre, Anzoátegui y Monagas.

En términos generales, las ponzoñas de las serpientes tienen como función principal facilitar su alimentación, al permitir que estos animales inmovilicen y maten a sus presas. Además, facilitan posteriormente su proceso digestivo.

Hay diferentes mecanismos de acción para estas ponzoñas de acuerdo con el género del cual procedan.

El veneno bothrópico tiene una acción especialmente procoagulante y destructor de proteínas. Su principal manifestación clínica es el dolor, inmediatamente después de la mordedura, con sangrado abundante por los dos orificios dejados por los colmillos de la serpiente. Seguidamente aparece el proceso inflamatorio severo local y se extiende a toda la región. Si no se trata adecuadamente puede sobrevenir necrosis, infección y hasta gangrena.

La ponzoña crotálica es neurotóxica y hemolítica, y su actividad coagulante y necrosante es muy pequeña. Los síntomas que produce son dolor y parálisis muscular, incapacidad de mantener la cabeza erguida, se caen los párpados y aparece dificultad respiratoria. En otros casos, provoca insuficiencia renal aguda. Más del 90% de las mordeduras se producen por debajo de las rodillas, es decir, pudieron evitarse con el uso de botas altas de cuero o de goma dura. Por lo tanto, debe educarse al campesino, y a los excursionistas en el uso de botas para estas actividades.

Buena parte de las muertes e incapacidades se deben a otros factores. Por ejemplo, con mucha frecuencia el tiempo transcurrido entre el momento del accidente hasta el ingreso a un puesto asistencial es de varias horas debido a la escasa educación sanitaria del campesino, a la automedicación, a la charlatanería. Es muy frecuente la presencia en el medio rural de un curandero, que mediante yerbas y ensalmes pretende la curación del enfermo, haciéndole perder un tiempo precioso para su vida y su integridad física. También es negativa la creencia de que puede combatirse el emponzoñamiento como en las películas: con torniquetes, incisiones y “chupando” la herida. Esto está contraindicado. El tratamiento médico a base de suero anrtiofídico, inmunización antitetánica y antibióticos es suficiente para la curación en la gran mayoría de los casos.

Dr. Avilio Méndez Flores

[ad code=2 align=center]

Melasma o Cloasma

4

Definición:

Consiste en un oscurecimiento de la piel causado por una excesiva producción de melanina, el pigmento que hace que la piel se broncee. Por ese motivo, el sol, que aumenta la producción de melanina, empeora el melasma. Sólo aparece en áreas de la piel que están expuestas al sol. Puede ser leve, moderada o grave.

Consideraciones generales:

El melasma es una hipermelanosis (aumento en la producción de melanina, sustancia que da el color a la piel) de las áreas expuestas al sol y afecta 50-70% de las mujeres embarazadas. Cloasma es un sinónimo para describir la presencia de melasma durante el embarazo. Cloasma se deriva de la palabra griega chloazein que significa “estar verde”; melas, también del griego, y significa negro.

Es más frecuente en las mujeres (especialmente en hispanas y asiáticas) que en los hombres, y las mujeres están afectadas en 90% de los casos. El melasma es raro antes de la pubertad y afecta a cualquier raza, aunque es mucho más frecuente en pieles más oscuras. Más del 30% de los pacientes tienen antecedentes familiares de melasma.

El melasma se observa en varones que utilizan lociones para después del afeitado con perfumes, jabones u otros cosméticos. Sin embargo el cloasma es especialmente frecuente en las mujeres jóvenes afectando a la frente, mejillas y labio superior. Es más frecuente en las personas de piel oscura que en las de piel clara. En lenguaje popular con frecuencia se le denomina la máscara del embarazo ya que puede aparecer durante el segundo o tercer trimestre del embarazo.

El melasma o cloasma, se incluye dentro de las afecciones llamadas discromías, que se manifiestan con irregularidades en el color de la piel.

Los pigmentos determinantes del color característico de la piel son dos: la hemoglobina y la melanina. Eventualmente, y de manera patológica, la bilirrubina por trastornos hemolíticos o hepáticos.

El primer elemento, la hemoglobina, está presente en los glóbulos rojos de la sangre, y es el responsable del grado de palidez o rubicundez del tegumento. La melanina es la que otorga la tonalidad propia de la piel. Su presencia varía de acuerdo con los grupos étnicos, las zonas del cuerpo y la exposición a la luz solar. Esta sustancia es producida por los melanocitos a nivel de la epidermis -la capa más externa de la piel-. Los melanocitos son células con prolongaciones a manera de tentáculos, que se intercalan entre las células estructurales de la epidermis, los queratinocitos. Gracias a esos tentáculos, los melanocitos inyectan la melanina en la parte superior del núcleo de los queratinocitos.

Mecanismo protector:

Dispuesta como un gorro, la melanina actúa de manera que protege el núcleo celular de la acción de los rayos solares y evita daños en el material genético -ADN- contenido en aquél. Así, la producción de melanina es un mecanismo protector de la piel para disminuir la acción nociva de los rayos ultravioletas del sol.

Causas:

En ciertos momentos, y por procesos que aún no tienen una explicación certera, la piel puede producir demasiada melanina. Es el caso del cloasma.

El cloasma gravídico o del embarazo es una entidad dentro de un nombre más amplio, el melasma. Cloasma y melasma son sinónimos, y representan una hiperpigmentación adquirida de la piel, en las zonas expuestas a la luz solar.

[ad code=1 align=center]

El melasma puede tener distintas causas, algunas que no se conocen -idiopáticas-. Pero la más frecuente es el embarazo.

Los mecanismos generadores de melasma o cloasma son desconocidos. Si bien se citan diversos factores causales, además del embarazo, la trama íntima aún no se ha dilucidado. Entre las otras causas involucradas se encuentran los anticonceptivos orales los cuales tienen la capacidad de inducir pigmentación la cual no desaparece con la interrupción de la terapia, a diferencia de lo que ocurre en el embarazo), las terapias de reemplazo hormonal durante la menopausia, las enfermedades de carácter endocrinológico -incluido el cáncer de ovario-, los cosméticos, los medicamentos anticonvulsivantes -hidantoínas-, las deficiencias nutricionales -déficit de hierro, proteínas y vitaminas del complejo B-, las disfunciones hepáticas, y los factores genéticos y raciales.

En resumen, la fisiopatología del melasma no se conoce claramente. El factor más importante en el desarrollo del melasma es la exposición solar. La radiación ultravioleta puede causar peroxidación de los lípidos en las membranas celulares, favoreciendo la generación de radicales libres, que pueden estimular el exceso en la producción de melanocitos.

Síntomas:

Afecta principalmente a mujeres en edad reproductiva, especialmente hispanas y asiáticas; sólo el 10% de los casos son hombres. Se ha descrito que el melasma está íntimamente relacionado con la exposición a la radiación solar. El 30% de las mujeres embarazadas en el trópico lo padecen, y el 100% de los pacientes con melasma han estado expuestos al sol.

El melasma no causa ningún otro síntoma aparte de la pigmentación irregular de la piel, pero puede ser muy preocupante a nivel estético.
Se presenta como manchas hiperpigmentadas simétricas, que pueden ser completas o interrumpidas. Las localizaciones más frecuentes son las mejillas, la parte superior del labio, la barbilla y la frente.

Por lo general el cloasma es más visible en las épocas de sol, en verano y es más frecuente después de un embarazo desapareciendo a los pocos meses, si bien nuevos embarazos pueden intensificar la pigmentación. Además del embarazo existen otras causas que pueden desencadenar una pigmentación como son la utilización de medicaciones anticonceptivas, tanto por vía oral como en inyecciones, y también puede observarse en personas sanas, sin que exista ningún factor desencadenante, asumiéndose que es el resultado de discretas alteraciones hormonales.

[ad code=1 align=center]

Además de las variaciones hormonales que se observan con el embarazo y con la ingesta de anticonceptivos existen otros factores que pueden desencadenar la aparición de cloasma tales como la utilización de cosméticos con perfumes, jabones desodorantes, etc. Esta forma de pigmentación se debe a una reacción fototóxica, debida a la absorción de la radiación ultravioleta por parte de la sustancia química presente en la colonia, perfume u otras fragancias. En estos casos la pigmentación es más extensa, observándose también en la cara lateral del cuello y generalmente es más evidente en un lado de la cara debido a la exposición solar mientras se conduce.

Al cloasma o melasma se lo llama la máscara del embarazo porque se manifiesta con manchas pardas de intensidad variable, irregulares, sobre la piel de las mejillas, frente, sienes y región peribucal, remedando el aspecto de una máscara.

El problema es más frecuente en mujeres morenas. Con respecto a las embarazadas, estas manchas pueden aparecer desde el segundo mes de gestación, e ir acentuándose a medida que ésta avanza.

Junto con la cara también se van hiperpigmentado las aréolas mamarias, la vulva y región perianal -alrededor del ano-, las cicatrices y la línea blanca abdominal -que va desde el ombligo al pubis. Pero no todas la mujeres embarazadas necesariamente padecerán cloasma. Una mujer embarazada, genéticamente predispuesta, ante la exposición solar, es más probable que se hiperpigmente, comparada con una embarazada no predispuesta.

Al observar con qué frecuencia aparece el cloasma en las mujeres embarazadas dentro de una misma familia, se puede sospechar esa predisposición. Pero, como la biología no es una ciencia exacta, la aparición de cloasma, su severidad y repetición en embarazos posteriores, no se puede precisar.

Diagnóstico:

El médico generalmente puede diagnosticar el melasma basándose en la apariencia de la piel. Una evaluación detallada utilizando una lámpara de Wood puede ayudar a guiar el tratamiento.

Tratamiento:

La piel no es sólo lo primero que ve la gente en una persona, sino que también es el órgano más grande del cuerpo humano, ya que actúa como protección contra microorganismos y el medio ambiente, además, es un espejo de la salud general. Una piel sana comienza desde adentro. Se debe tratar bien al cuerpo, siguiendo una dieta saludable y bebiendo abundante agua durante el día, porque el cuidado adecuado de la piel es fundamental para mantenerla radiante.

El melasma es difícil de tratar. La pigmentación del melasma se desarrolla gradualmente y la resolución también es gradual. Algunos médicos han propuesto la exfoliación leve con químicos superficiales que inhiben la producción de melanina que han mostrado ser seguros y efectivos. El tratamiento clásico es con el uso de agentes despigmentantes que inhiben la acción de la tirosina que lleva a la disminución en la producción de melanina. Durante todos los tratamientos debe tenerse extremo cuidado en la exposición solar.

[ad code=1 align=center]

Generalmente el cloasma debido al embarazo desaparece poco tiempo después del parto. En aquellos casos no asociados con el embarazo, se deberán investigar y corregir los factores causantes de la hiperpigmentación, -suspender los anticonceptivos orales, el uso de cosméticos agresivos, tratar estados carenciales de nutrición y las enfermedades hepáticas, entre otras-.

Pero siempre será imprescindible la protección solar, de acuerdo al tipo de piel de cada paciente y recetados por un dermatólogo.

En caso de persistencia del cloasma se recurrirá a un tratamiento local con medicación específica, aunque no siempre podría resultar efectivo.
Es preciso determinar dónde asienta el pigmento, si en las capas más superficiales de la piel o en las más profundas. Los más superficiales son los que mejor responden. Existe un examen, que se hace con una luz especial, llamada luz de Wood, con el que se puede detectar, según la experiencia de quien aplica el método, si la hiperpigmentación tiene un patrón superficial, más profundo o mixto. Y así se puede estimar la utilidad del tratamiento.

Las cremas que contienen tretinoína, ácido kójico y ácido azelaico (que inhibe la formación de pigmento y también mejora las lesiones de acné) han mostrado que mejoran la apariencia del melasma. Ocasionalmente, el médico puede recomendar exfoliación química o cremas esteroides tópicas. En casos severos, se pueden utilizar tratamientos con láser para eliminar la pigmentación oscura.

Si se utilizan cremas depigmentantes conteniendo hidroquinona y si toleran bien, se puede utilizar de forma conjunta cremas que contienen ácido retinoico. Las cremas de ácido retinoico siempre causan un cierto grado de irritación en la piel, por lo que es mejor utilizar poca cantidad y pocos días.

Es de hacer notar que si se está tomando medicación anticonceptiva debe considerarse su eliminación, sin embargo los efectos beneficiosos observados por no tomar la medicación anticonceptiva puede tardar mucho tiempo en verse.

Es muy importante la utilización de filtros solares, debiéndose utilizar filtros de alta potencia, o maquillajes que tengan incorporados los filtros solares.

Debe evitarse cualquier maniobra que irrite la piel de la cara, deben evitarse técnicas como peelling o dermabrasion o láser superficiales.
Deben evitarse jabones abrasivos es más aconsejable utilizar un jabón muy suave.

Pronóstico:

El melasma usualmente desaparece algunos meses después de haber suspendido los anticonceptivos orales, la terapia de reemplazo hormonal o después de un parto, pero puede recurrir en presencia de otros embarazos o por el uso de estos medicamentos.

Prevención:

El hecho de evitar la exposición al sol y el uso de protectores solares son claves para prevenir el melasma.

El uso de protectores solares no solamente ayuda a prevenir el melasma sino que también es crucial en la prevención del cáncer en la piel y de las arrugas.

Muchas personas subestiman la cantidad de tiempo que pasan expuestas al sol y no son conscientes de la necesidad de usar protector y gorros para cuidar el rostro, por eso es importante resaltar que una breve exposición a la luz solar puede acarrear la aparición de los paños, “manchas”. El minimizar la exposición, incluso durante las actividades diarias, puede ayudar a prevenir la aparición o el oscurecimiento de la mancha.

Dr. Avilio Méndez Flores

Celulitis o “piel de naranja”

0

Definición:

La celulitis es un fenómeno característico del sexo femenino que afecta a casi todas las mujeres. La llamada piel de naranja es una alteración del sistema circulatorio y del sistema linfático que acaba formando nódulos, (pequeñas bolas de grasa) confiriendo a la piel un aspecto acolchado.

La celulitis afecta sólo a un 10% de los hombres, mientras que un 90% de las mujeres padece este problema, que no es sólo estético. Por naturaleza, el tejido conjuntivo femenino es mucho más flexible que el del hombre. El cuerpo femenino está siempre sometido a cambios hormonales. El tejido se va endureciendo y aparecen nódulos cada vez más visibles que incluso pueden ser dolorosos.

La acumulación anormal de grasa en las células adiposas (adipocitos) que hace que éstas se agranden y deformen presionando los vasos sanguíneos y linfáticos de su entorno, como consecuencia de lo cual se produce retención de líquidos al tiempo que se degeneran las fibras de colágeno.

Se puede comprobar si se tiene celulitis pellizcando suavemente la piel de la parte superior del muslo. Si al hacerlo se ve que se forman unos hoyuelos que recuerdan a la piel de naranja, probablemente es celulitis. La mayoría de chicas y mujeres y algunos hombres tienen celulitis.

Consideraciones generales:

Muchos profesionales creen aún que la celulitis constituye un problema inevitable en las mujeres debido a su sistema hormonal cuando la verdad es que esa circunstancia influye pero no es determinante: hay cientos de millones de mujeres que no sufren el problema. Todo apunta a que la causa real está en los hábitos de vida, las costumbres, el sedentarismo y la inadecuada alimentación así como en los conflictos psicológicos que el cuerpo somatiza.

No deja de ser significativo, por ejemplo, que la celulitis sea un problema cada vez más corriente entre jóvenes que están delgadas. Como no deja de ser significativo que aquellas a quienes les pasa esto consuman habitualmente productos azucarados y refinados. Lo que indica que la relación entre la alimentación y la celulitis es evidente. En suma, nadie nace condenado a padecer celulitis. Ahora bien, es cierto que el sistema hormonal femenino hace que en las mujeres haya una mayor propensión a acumular grasa como fruto de los estímulos que sus hormonas envían a los adipocitos. A fin de cuentas, la grasa cumple una función esencial en la reproducción de la especie y la naturaleza se ha asegurado de que la mujer almacene suficiente para hacer frente a etapas como el embarazo o la lactancia. Se ha constatado, por ejemplo, que tanto la baja fertilidad como la esterilidad son más frecuentes en mujeres delgadas o de masa muscular muy desarrollada que en las entraditas en carnes. Pero, de nuevo, hay que matizar que no se trata de un hecho determinante: hay mujeres que han dado a luz varios hijos y nunca han tenido celulitis.

Causas:

La celulitis empeora cuando, a través de la alimentación, el cuerpo recibe más energía de la que necesita en realidad. No puede quemarla y la grasa sobrante se acumula sobre todo en el tejido conjuntivo de caderas, glúteos y muslos. Otro papel importante es el de las hormonas. Los estrógenos no sólo hacen más flexible el tejido conjuntivo, sino que también influyen en la distribución de la grasa. Variaciones hormonales, como las que ocurren durante la pubertad, el embarazo, la menopausia, la menstruación o por influencia de la píldora anticonceptiva ahora también la píldora del día siguiente, causan retención de líquidos que aumenta a su vez la tendencia a desarrollar celulitis.

Hay varios factores que influyen tanto en la aparición de la celulitis como en su avance. Se puede empezar desde ahora siguiendo éstas reglas básicas para tratar este problema:

La sal retiene líquidos y provoca que se hinchen los tejidos. También hay que reducir el consumo de azúcares y las grasas ya que se comportan como procesos digestivos complejos que facilitan la aparición de toxinas y degenera el tejido adiposo; además favorecen el aumento de peso y la aparición de la celulitis.

El café y el cigarrillo son vasoconstrictores, disminuyen el diámetro de los vasos, reducen la cantidad de sangre que llega a la periferia del cuerpo e impiden la oxigenación de los tejidos.

Las bebidas alcohólicas favorecen la retención de líquidos, la celulitis y el hinchazón de piernas, además de que tienen un alto contenido calórico.

Hay que evitar permanecer largo tiempo sentada o de pie. Si el trabajo obliga a estar quieta largo tiempo, procure estirar las piernas de vez en cuando. Si esta sentada, al menos cada hora párese y camine dos minutos y haga algunos movimientos que permitan estirar y relajar los músculos.

Siéntese correctamente. Hágalo con las rodillas paralelas y los pies apoyados en el suelo. No cruce las piernas, ya que la presión sobre la zona pélvica dificulta la circulación a nivel inguinal.

Tome precauciones con los anticonceptivos. Recuerde que los estrógenos contenidos en los anticonceptivos orales, favorecen la retención de líquidos y la aparición de la celulitis. Si ya tiene celulitis o le da miedo a ser propensa, será mejor que evalúe la posibilidad de hacer uso de otro anticonceptivo, aunque le digan que esto es falso.

Despídase de los tacones altos. Además de provocar dolores en los pies, dificultan la circulación de la sangre. El calzado perfecto debe tener un tacón con una altura entre 3 y 5 cm., de esta forma el talón puede desarrollar con toda normalidad la función de bomba sanguínea.

Olvide la ropa muy ajustada. Si no quiere tener celulitis, será mejor sacrificar la moda por evitar tener este problema: jeans, cinturones apretados, ropa interior con elásticos fuertes, pantalones estrechos, etc., son un obstáculo para la circulación, principal causa de la aparición de la celulitis.

Lucha contra el estreñimiento. El intestino flojo, es un aliado de la celulitis: la presión que ejerce sobre le bazo, impide el flujo correcto de la sangre hacia el corazón y afecta la circulación. Si lo padece, lleva una dieta rica en agua, fibra, frutas y verduras.

Beber agua en abundancia depura el organismo y favorece la eliminación de desechos y toxinas. Lo ideal es tomar dos litros al día, empezando con un vaso en ayunas y tomando uno cada hora. Si puede, intente tomar algún diurético natural como agua de jamaica o de toronja sin azúcar, lo que ayudará a eliminar líquidos de una forma más rápida.

Haga ejercicios. La actividad física es un entretenimiento que además favorece la combustión de calorías, impide la acumulación de grasas, tonifica los músculos y favorece la circulación. Así que practica algún deporte aeróbico como nadar, correr, trotar, etc.

Diversos factores influyen para que una persona tenga celulitis y en la cantidad de celulitis que tiene. Los genes, el género, la cantidad de grasa corporal, la edad y el grosor de la piel son todos factores asociados a la cantidad de celulitis que se tiene y a lo visible que esta resulta.

He aquí los diferentes tipos de celulitis:

Aunque la celulitis se puede mostrar de distintas formas en las mujeres, esta dolencia se puede agrupar en clases que nos ayudarán a identificarlas en particular:

Celulitis generalizada:

Aparece exclusivamente en mujeres obesas, con hábitos alimentarios desequilibrados. Comienza en la pubertad y con el aumento de la edad los factores suelen ser cada vez más desfavorables. Los trastornos se incrementan lo que ocasiona importantes cambios estéticos.
Se presenta en prácticamente todo el cuerpo, brazos, abdomen, cadera, glúteos, muslos y demás zonas de la piel.

Celulitis localizada:

Las celulitis localizadas originan fenómenos dolorosos, las zonas donde muestra preferencia son las piernas, el abdomen, las nalgas, los tobillos, la parte inferior de la espalda, la parte superior de los brazos, la parte superior de la espalda justo debajo de los hombros.

Este tipo de celulitis se la observa en la pubertad y en jóvenes de 16 a 20 años, en casos especiales hasta los 35 años. Cuando aparece en las mujeres adultas, ellas refieren haber tenido piernas con importante adiposidad localizada. Desde los inicios se encuentra el signo de “Piel de Naranja”.

Síntomas:

– Dolor, sensación de pesadez y “síndrome de piernas cansadas”
– Edema importante.
– Dificultad en la movilidad.
– Dolor espontáneo y provocado.

Celulitis dura:

Se observa este tipo de celulitis generalmente en deportistas o bailarinas con tejidos firmes y bien tonificados. Se evidencia por la prueba del pellizcamiento con aparición de “Piel de Naranja”.

Debido a una mala nutrición y oxigenación, la capa epidérmica es delgada y de aspecto seco y rugoso. Por eso, en general, coincide con la aparición de estrías a consecuencia de la ruptura de las fibras elásticas de la piel.

Este tipo de celulitis no presenta dolor espontáneo ni provocado

Celulitis fláccida:

Es típica en personas sedentarias o aquellas que alguna vez fueron activas y ya no las son. También se presenta en personas que han sido sometidas a distintos tipos de tratamiento, en donde han subido y bajado de peso bruscamente.

Síntomas de este tipo de celulitis:

– Escaso tono muscular que produce deformaciones, zonas que se hunden o aplastan a la menor compresión.
– Al caminar se aprecia balanceo de la masa celulítica.
– “Piel de naranja” a simple vista.
– Fatiga permanente.
– Debilidad general.
– Mareos y tendencia a la hipotensión.
– Nerviosismo.
– Insomnio.
– Frecuentemente asociada con: varices, varicosidades, edemas blandos con retención de líquidos.

Celulitis edematosa:

Se encuentra en mujeres de todas las edades, pero es más frecuente en jóvenes y adolescentes. En mujeres de edad suele presentarse como piernas gruesas. Se localizada principalmente en los miembros inferiores y la piel presenta a simple vista la típica piel de naranja.

Manejo:

Una alimentación sana tiene un efecto positivo sobre todo el cuerpo. Desde la salud en general, pasando por la capacidad física y psíquica, hasta el aspecto físico. Una buena alimentación se refleja en una piel sana.

El arte de alimentarse bien consiste en comer de forma equilibrada sin obsesionarse. Consumir productos que proporcionen al cuerpo lo que necesita, ni más ni menos.

Lo más importante es la calidad de los alimentos. También conviene comprarlos lo más naturales posible, es decir, sin ningún tipo de aditivo. Sólo cuando están realmente frescos contienen todo su valor nutritivo: vitaminas y minerales.

Parte de una buena alimentación es el agua. Procura beber mucho. Unos 2 litros al día son necesarios, no sólo contra la sed y para refrescarse, sino también para eliminar rápidamente los residuos del proceso metabólico.

La práctica de ejercicio moderado y regular es muy aconsejable. La gimnasia y los ejercicios específicos contra la celulitis fortalecen las articulaciones y estimulan el sistema circulatorio, a la vez que sube el gasto energético, es decir se queman más calorías. Para quemar grasa corporal es necesario moverse de forma continua durante un mínimo de 45 minutos, porque durante los primeros 30 minutos el cuerpo quema sobre todo carbohidratos y todavía no extrae energía de sus depósitos de grasa.

Realizar un poco de deporte todos los días no cuesta nada, aunque si la pereza es más fuerte, se recomienda entonces una actividad como aeróbic, baile, tenis, para así tener la obligación de acudir.

Además de los ejercicios aeróbicos es aconsejable tratar las zonas concretas que sufren la piel de naranja. Habrá que tonificar los músculos de los glúteos y las piernas con actividades como sentadillas o subir y bajar escaleras.

En cuanto a la alimentación hay que seguir unas normas para evitar este problema. En primer lugar hay que evitar a toda costa los azúcares. Nada de donas, ni pastelitos industriales para desayunar. Con cereales integrales será más que suficiente.

Es necesario eliminar también la sal o por lo menos moderar su consumo ya que retiene líquidos. El jugo de limón puede servir de condimento si parece que la comida ha quedado muy sosa.

Pero además de las grasas y la sal, hay otros alimentos “prohibidos” como el café, el alcohol, las conservas, los embutidos o la mantequilla. Y por supuesto, hay que tomar agua y jugos en suficiente cantidad para eliminar las toxinas.

A la hora de guisar los alimentos lo mejor es cocinar a la plancha, al vapor o al horno. De esta manera evitaremos ingerir grasas peligrosas.

Por otra parte, los minerales son los mejores aliados, por eso hay que intentar consumir alimentos ricos en hierro, la razón es que ayuda a la oxigenación de los tejidos.

Los alimentos que tienen más proporción de este mineral son el hígado, las espinacas, las legumbres como las lentejas o los garbanzos, los huevos, los frutos secos, los mejillones y las algas.

La vitamina C también es un buen aliado. Se encuentra sobre todo en los cítricos como naranjas, mandarinas, limones, aunque también la piña, la pera, la manzana, la patilla o el melón ayudan a combatir la celulitis. Aún así no hay que abusar, ya que la fructosa contiene azúcares que en grandes cantidades no son beneficiosas. Frutas como el cambur o el aguacate sería mejor dejarlas para ocasiones especiales.

Las carnes y pescados se pueden comer, pero siempre y cuando sean poco grasos. El pollo, el pavo o pescados como la merluza ayudarían a una dieta sana y equilibrada.

Las verduras y hortalizas son siempre aconsejables para contrarrestar los efectos de la celulitis. Berenjena, pepino, tomate, auyama o cebolla, son alimentos que nunca pueden faltar en la dieta. Los cereales, el arroz o el pan, también son aconsejables, pero siempre integrales.

Por último, los lácteos. Hay muchas personas que no pueden vivir sin un vaso de leche, y de hecho es bueno ingerir este tipo de producto para que aporte calcio a nuestro organismo. Pero como no ayuda a la celulitis, se recomienda que se tome siempre descremada, al igual que los yogures. También hay otra alternativa tomar preparados a base de soya.

Y, complementando los ejercicios y la dieta, está la utilización de ciertos productos cosméticos.

Un buen anticelulítico es lo mejor, aunque se aconseja uno que no necesite masaje para una buena penetración, ya que la vida diaria impide que se pasen 20 minutos al día dedicados sólo a eso. Aún así, es bueno que una vez por semana se utilice un exfoliante o crema hidratante con sal y estimular la zona problemática.

Con estas recomendaciones se notará cómo en poco tiempo se elimina la antiestética celulitis.

Tratamiento:

La celulitis es un problema que se presenta la mayoría de las mujeres y que se puede prevenir si se detecta a tiempo y si se toman las medidas adecuadas para ello. Por eso, hay que entrar en acción para prevenir y bloquear el avance de la celulitis con todos los medios que se tengan al alcance desde la adolescencia, aunque sea en una mujer delgada.

Cabe añadir que la celulitis suele combatirse mayoritariamente por razones estéticas, pero a veces se convierte en una enfermedad dolorosa e incluso incapacitante ya que puede provocar cefaleas, depresión, baja autoestima, hipersensibilidad, artritis y hasta deformaciones físicas.

Y en tales casos, ya no hablamos de un problema estético sino de salud donde la única solución es ponerse en manos de especialistas cualificados.

Tratamientos como la liposucción (cirugía para extraer la grasa) y la mesoterapia (inyección de medicamentos en las áreas afectadas por la celulitis) o son caros o solo producen una mejoría temporal. Muchos médicos consideran incluso que la liposucción no es un tratamiento eficaz contra la celulitis porque está pensada para extraer la grasa profunda en vez de la celulitis, que está cerca de la piel.

Si se decide hacer un esfuerzo para reducir la celulitis, lo mejor es intentar reducir el exceso de grasa corporal. Si el médico opina que hay sobrepeso, se debe ingerir menos calorías y hacer más ejercicio. Los expertos están de acuerdo en que los programas de ejercicios que combinan el entrenamiento aeróbico con los ejercicios de fuerza y musculación son la mejor arma contra la celulitis. Mientras tanto, si se quieres disimular la celulitis, se puede probar una crema autobronceadora. La celulitis tiende a notarse menos en la piel morena.

Sea cual sea la causa de la celulitis, es importante saber que no hay productos, tratamientos o medicamentos milagrosos que la eliminen por completo. Por ejemplo, en algunos salones de belleza se anuncian prometedores tratamientos para librarse de la celulitis, pero lo único que hacen esos tratamientos es reafirmar la piel mediante masajes profundos, reduciendo temporalmente la visibilidad de la celulitis.

Dr. Avilio Méndez Flores

[ad code=2 align=center]

El dolor de cuello o cervicalgia

0

Consideraciones generales:

La columna vertebral permite un amplio rango de movimientos de nuestro cuello y espalda, muchos de ellos llevados a cabo de manera casi inconsciente, hasta que algún tipo de dolor en esta localización limita la normal actividad haciéndonos ver cuan importante es esta estructura para nuestra vida diaria. la columna vertebral está compuesta por 33 huesos llamados vértebras, las primeras siete vértebras conforman la columna cervical, entre las vértebras se ubican unas estructuras blandas en forma de anillos conocidos como discos intervertebrales que actúan como un amortiguador que facilita los movimientos. Pero por ser la columna cervical una de las partes más móviles de la columna vertebral, tiene grandes probabilidades de desgastarse y sufrir lesiones, aunado a esto las malas posturas condicionan que los discos se sometan a una carga deformante debida a la presión adicional, lo cual conlleva a que tiendan a desplazarse de su normal localización dando origen a las hernias discales.

Causas:

En la gran mayoría de los casos, en especial en adolescentes y adultos jóvenes, el dolor de espalda se asocia con la ejecución de actividades en las que se requiere esfuerzo o bien, se llevan a cabo con malas posturas. La exposición a estos factores a lo largo de nuestra vida, lleva a un deterioro progresivo de la normal anatomía lo cual abre paso a la aparición de la enfermedad degenerativa más frecuente del ser humano conocida como artrosis u osteoartritis.

Los malos hábitos posturales y los esfuerzos, producen con el tiempo microtraumatismos que inicialmente suelen ser asintomáticos, pero luego se van presentando molestias, como tensión y contracturas musculares, limitación para mover el cuello hacia los lados, calambres y corrientazas hacia los brazos y manos entre otros.

Una de las molestias más características que se presentan cuando ya hay desgaste del cartílago es el traquido articular, percibido como una sensación de arena o de ruido a nivel del cuello cuando giramos la cabeza. Los vasos sanguíneos que se dirigen a la cabeza también son afectados por las lesiones de la columna cervical, lo que explica la aparición de síntomas como mareos, vértigos, cansancio mental y embotamiento que también puede presentarse en estos casos.

Algunos factores que contribuyen al dolor de cuello:

Trabajar en la computadora puede condicionar un esfuerzo de flexión o extensión del cuello de acuerdo con la altura a la que se encuentra el monitor. Lo ideal es que el borde superior de la pantalla quede a la altura de la vista.

Trabajo con la vista fija en documentos en documentos que se tienen sobre el escritorio, esto produce esto produce un esfuerzo sostenido en flexión del cuello. Si debe trabajar transcribiendo documentos, es recomendable el uso de un atril, ya que permite mantener los papeles más cerca de los ojos y en un ángulo que reduce la flexión del cuello.

Uso del teclado: Si no se usa un soporte adecuado para apoyar los brazos, se genera tensión en los hombros y la parte alta de la espalda, esto ocurre también cuando la silla no posee apoyabrazos.

Asiento: Debe tener una altura ajustable, con posibilidad de inclinar el espaldar hacia delante y hacia atrás, es recomendable que disponga apoyabrazos.

Actividades domésticas en las que se mantenga el cuello en extensión, como tender ropa, limpiar vidrios y gabinetes altos actividades en las que se mantenga el cuello en flexión como leer y ver televisión en la cama con varias almohadas bajo la cabeza.

Tratamiento:

Existen una serie de consejos útiles para prevenir el dolor en el cuello, todos ellos enfocados en la adopción de posturas correctas. Sin embrago, cuando el dolor ya está presente, se hace necesario la ayuda de un especialista.

Desde el punto de vista médico, se parte de una evaluación física detallada, tanto de las estructuras del cuello, como del, organismo en general para descartar una serie de problemas responsables de la aparición de dolor en el cuello, distinto a los problemas musculares, en estos últimos cabe descartar alteraciones de la glándula tiroides, problema con las amígdalas, articulación temporomandibular, infecciones y tumores. Una vez identificada la causa, se determina la necesidad de practicar estudios complementarios. Muchas veces el examen físico es suficiente, sin embrago, cuando se hace necesario, una radiografía o una resonancia magnética suelen ser de gran ayuda.

En materia de tratamiento en los centros de terapia del dolor, se cuentan con opciones que van más allá de la prescripción de algún analgésico o relajante muscular. Los problemas dolorosos del cuello deben complementarse con terapias locales para eliminar el dolor, aplicadas por médicos fisiatras, como la terapia neural, infiltraciones y los bloqueos. En muchos casos se acompañan por un programa de rehabilitación que permite eliminar la contractura de los músculos y recuperar la normal movilidad del cuello, así como por actividades de terapia ocupacional en las que se enseña a la persona a llevar a cabo sus actividades diarias sin lesionarse, todo esto acompañado por una rutina sencilla de estiramientos y técnicas de relajación que podrá efectuar en su hogar u oficina para evitar que las molestias vuelvan a aparecer.

Cuando los problemas de la columna cervical no reciben un tratamiento adecuado suelen volverse crónicos, es decir sostenidos en el tiempo, afectando las emociones, el sueño y el ánimo de quien los padece. Si este es su caso, no debe acostumbrarse a sentir dolor, busque ayuda especializada y seguramente, además de vivir sin dolor, recuperará su calidad de vida.

Dr. Avilio Méndez Flores

La presión arterial

1


La presión arterial o tensión arterial es la presión que ejerce la sangre contra la pared de las arterias. Esta presión es imprescindible para que circule la sangre por los vasos sanguíneos y aporte el oxígeno y los nutrientes a todos los órganos del cuerpo para que puedan funcionar.

Factores:

La presión arterial depende de los siguientes factores:

1. Volumen de eyección: volumen de sangre que expulsa el ventrículo izquierdo del corazón durante la sístole del latido cardiaco. Si el volumen de eyección aumenta, la presión arterial se verá afectada con un aumento en sus valores y viceversa.

2. Distensibilidad de las arterias: capacidad de aumentar el diámetro sobre todo de la aorta y de las grandes arterias cuando reciben el volumen sistólico o de eyección. Una disminución en la distensibilidad arterial se verá reflejada en un aumento de la presión arterial y viceversa.

3. Resistencia vascular: fuerza que se opone al flujo sanguíneo al disminuir el diámetro sobre todo de las arteriolas y que está controlada por el sistema nervioso autónomo. Un aumento en la resistencia vascular, periférica, aumentará la presión en las arterias y viceversa.

4. Volemia: volumen de sangre de todo el aparato circulatorio.
Puede aumentar y causar hipervolemia, o disminuir y causar hipovolemia.

5. Gasto Cardiaco: Determinada por la cantidad de sangre que bombea el corazón (Volumen Sistólico) en una unidad de tiempo (Frecuencia Cardiaca) dada por la frecuencia con que se contrae el ventrículo izquierdo en un minuto.

Componentes:

• Presión arterial sistólica: corresponde al valor máximo de la tensión arterial en sístole cuando el corazón late. Se refiere al efecto de presión que ejerce la sangre eyectada del corazón sobre la pared de los vasos.
• Presión arterial diastólica: corresponde al valor mínimo de la tensión arterial cuando el corazón está en diástole o entre latidos cardiacos. Depende fundamentalmente de la resistencia vascular periférica. Se refiere al efecto de distensibilidad de la pared de las arterias, es decir el efecto de presión que ejerce la sangre sobre la pared del vaso.

Controlar la hipertensión arterial:

Las enfermedades cardiovasculares deben ser asumidas como un problema global, por lo que se deben implantar políticas de salud permanentes, además de una estrategia epidemiológica que incentive a las personas a mejorar su calidad de vida.

La hipertensión, la dislipidemia y la diabetes melitus son los principales factores que contribuyen al desarrollo de las enfermedades cardiovasculares, pero aun cuando esto es algo que se conoce desde hace tiempo, es necesario que las personas tomen conciencia y adopten hábitos saludables por tiempo prolongado para prevenirlas. Hay algunos casos en los que no es posible saber a ciencia cierta cuáles fueron los factores que desencadenaron una enfermedad cardiovascular, pero hay causas conocidas como: carencia de actividad física o sedentarismo, exceso de peso o incluso condicionamiento genético, porque de alguna manera esta patología se manifiesta en varios miembros de una misma familia. La prevalencia de los problemas cardiovasculares en hombres o mujeres es relativamente igual. Las tasas de estas dolencias siguen creciendo mundialmente, y más del 80% de las muertes por esta causa, se presentan en países de ingresos bajos o medios.

Investigaciones recientes se orientan a determinar cuáles son aquellos fármacos utilizados actualmente, que ofrecen a los pacientes hipertensos la mayor cantidad de beneficios y el menor riesgo de desencadenar una enfermedad cardiovascular.

En este sentido, son importantes los bloqueadores de calcio en los pacientes. Las contracciones musculares dependen de la entrada de calcio a las células de esos músculos. Cuando esto pasa, hay una contracción de las arterias. Eso induce al incremento de la presión sanguínea. Los fármacos bloqueadores de calcio pueden impedir este ingreso, haciendo que la tensión disminuya, que las arterias no se contraigan y que haya una reducción de la hipertensión. Si bien ese es su efecto principal, la investigación también ha demostrado que los bloqueadores de calcio, y en especial la nifedipina, reduce los daños a las células endoteliales -siendo el endotelio el revestimiento interno de las arterias- y por ende disminuye el riesgo de desarrollar ateroesclerosis.

Casi todos los pacientes que tienen patología cardiovascular pueden beneficiarse de estos bloqueadores. Pero sólo hay una excepción: pacientes con insuficiencia cardíaca ya establecida, y cuando el ventrículo izquierdo no está funcionando de manera adecuada, no deben recibir bloqueadores de calcio.

Riesgos de la hipertensión arterial:

La hipertensión pasa desapercibida hasta que se descubre por casualidad en una revisión médica rutinaria.

Para una correcta medición el paciente debe evitar: Tomar café o té, o realizar ejercicio físico por lo menos durante la hora previa de medición, no fumar los 15 minutos anteriores, no hablar durante la medición. El paciente debe estar cómodamente sentado, haber orinado antes de la medición y permanecer relajado.

Los factores de riesgo son muchos, por lo que es recomendable, a partir de los 40, comprobar de vez en cuando la presión arterial.

Así tenemos que la obesidad está asociada con una elevación de la presión arterial. Varios estudios han comprobado que el consumo de sal afecta la presión. El consumo de potasio y calcio tiene el efecto contrario del sodio; es decir, ayuda a disminuirla. La actividad física atenúa, incluso, la elevación normal que acompaña al envejecimiento. El hábito de fumar es un factor importante de riesgo, al igual que aquellas personas que padecen diabetes, enfermedad renal y todo el que esté sometido a estrés.

En consecuencia, es aconsejable reducir el peso y el consumo de sal. Incorporar verduras y frutas a la dieta. Disminuir el consumo de productos animales. Evitar el alcohol y seguir el tratamiento indicado por el médico.

Prevención de la hipertensión arterial:

Los niveles óptimos o ideales de la tensión arterial para evitar enfermedades cardiovasculares son inferiores a 120-80 mmHg, aún son normales niveles inferiores a 130/85 mmHg. Se consideran todavía normales, pero en un rango alto cifras de tensión de 130 a 139/85 a 89 mmHg. Es decir, se habla de hipertensión arterial cuando se alcanza o superan niveles de 140/90 mmHg. Por encima de esa cifra, si se mantiene permanentemente elevada en el tiempo, comienza el riesgo de presentar los problemas cardiovasculares en corazón, cerebro, riñones y arterias periféricas.

El 95% de los casos de hipertensión son de la llamada hipertensión esencial, en la cual existen múltiples factores causales. Un factor hereditario y muchos factores ambientales dados por el estilo de vida, la obesidad, el sedentarismo, el consumo exagerado de sal, el incremento de grasa abdominal, la mayor resistencia a la insulina y la intolerancia a los hidratos de carbono, el aumento de los lípidos (colesterol, triglicéridos) en sangre, el hábito de fumar y consumir alcohol.
Para controlar la hipertensión arterial se recomienda: tomar la medicación indicada y cumplir las otras medidas, como caminar por lo menos una hora varias veces a la semana; comer con pocas grasas, menos azúcares refinados y más vegetales y frutas ricas en fibras; limitar en lo posible el consumo de sal; no fumar; y controlar muy bien otras enfermedades, como la diabetes y las alteraciones de las grasas sanguíneas.

La prevención de la hipertensión debe iniciarse desde la infancia, muy especialmente si hay antecedentes familiares. Si usted ya tiene hipertensión arterial, el tratamiento farmacológico le será de gran ayuda y será efectivo solamente si usted colabora con su médico internista o cardiólogo en la búsqueda permanente del mejor control médico posible.
Medirse la presión arterial

Todos los hipertensos deberían tener en casa un aparato para medirse la presión arterial y deberían verificarla regularmente. La hipertensión arterial es una de las principales causas de infarto al miocardio, derrame cerebral y muerte. El verificar sus niveles unas cuantas veces al año en un consultorio médico o en la farmacia no resulta suficiente para evitar problemas, por lo que resulta más preciso el análisis en casa. Una serie de verificaciones más frecuentes permitiría a los médicos mejorar la prescripción de medicamentos utilizados para controlar la presión alta, del mismo modo que los diabéticos ajustan sus niveles de insulina al verificar con regularidad la glucosa en su sangre. Sólo un tercio de los hipertensos tiene ahora bajo control su presión arterial.

La mayoría de los expertos coinciden en la importancia de las mediciones periódicas. Los medidores domésticos de presión arterial son una buena idea. Los seguros médicos no suelen pagar su costo, aunque según varias agrupaciones de cardiólogos deberían hacerlo. La Asociación Estadounidense de Cardiología, la Sociedad Estadounidense de Hipertensión y la Asociación de Enfermeras para la Prevención de Padecimientos Cardiovasculares aconsejan medir los niveles de presión en casa.

Dr. Avilio Méndez Flores

El fotoenvejecimiento

0

Definición:

El fotoenvejecimiento es un proceso que se caracteriza por la aparición prematura de lesiones en la piel, comienza desde temprana edad, normalmente cuando no se toman precauciones frente a la exposición solar. Los síntomas del envejecimiento son la aparición de arrugas antes de tiempo, flacidez y manchas en las zonas que más se exponen: cara, cuello, escote y dorso de las manos.

Consideraciones generales:

La piel es el órgano que permite al ser humano sentir e interactuar con el medio ambiente, además de tener un papel importante en la regulación del calor y en la protección del organismo.

El envejecimiento es algo natural, es parte de la existencia; sin embrago, mantenerse bien y con una apariencia jovial, aun con el pasar de los años, es el deseo de la mayor parte de las personas. Envejecer es inevitable, pero en la actualidad se puede retrasar este proceso si se toman medidas a tiempo.

Causas:

Los cambios que se generan en cada organismo, con el paso de los años, son progresivos. Todas las personas llegan a esto en algún momento; sin embargo, dependiendo de las técnicas y cuidados que reciba el cuerpo a lo largo de la vida se puede alargar el proceso de envejecimiento y arribar, un poco más tarde, al temido deterioro de la piel.

La luz solar posee rayos ultravioleta que penetran las capas de la piel, tanto los rayos UVA como los UVB causan daños como: arrugas, disminuyen la inmunidad contra las infecciones, favorecen el envejecimiento y el cáncer de piel. Sin embargo, sí existen medios para que la piel no se deteriore tan rápido. El proceso de prevención tiene que empezar con una revisión de los propios hábitos y estilos de vida.

Buenos hábitos:

• Consumir alimentos antioxidantes que ayudan a combatir los rayos ultravioleta causantes del envejecimiento de la piel, como: kiwis, fresas, melón, piña, zanahorias, espinacas, entre otros.
• Protegerse de los rayos ultravioleta es fundamental, por lo que se deben utilizar filtros solares de más de FPS 30, así como cremas limpiadoras, exfoliantes e hidratantes.
• Recordar que las nubes dejan pasar los rayos solares. La arena, el agua y la nieve potencian la acción de los rayos solares.
• Usar gorras, sombreros y lentes con filtro UV al estar expuesto al sol.
• Ingerir de 2 a 3 litros de agua por día.
• Tener una rutina de ejercicios.

Dr. Avilio Méndez Flores

[ad code=2 align=center]

La fiebre de Mayaro

0

Datos epidemiológicos:

El virus pertenece a la familia togaviridae y al género alpha virus. Cinco otros virus transmitidos por zancudos se han descrito como causa de un cuadro similar al dengue como enfermedad.

El virus primero fue aislado en 1954, y las primeras epidemias fueron descritas en 1955 en el Brasil y Bolivia. Otros casos se han divulgado en Surinam, Perú, la Guayana Francesa, Trinidad y Venezuela. Hasta 10 a 15% de enfermedades febriles en áreas endémicas se han atribuido al virus de Mayaro. El hábitat natural del zancudo Haemagogus son los bosques húmedos del trópico.

La patogénesis y la patofisiología exactas entre seres humanos es desconocidas. Los modelos animales han demostrado necrosis del músculo esquelético, del periostio, de tejidos pericondrales, y de la evidencia de la meningitis y de la encefalitis. Todos los casos anteriores de la fiebre de Mayaro describen una enfermedad autolimitada. Ningunos informes de síntomas recurrentes existen en la literatura.

Síntomas:

La fiebre de Mayaro tiene características similares a las del dengue. Comúnmente los infectados presentan fiebre, dolor de cabeza, vómitos, mareos, así como dolores en las articulaciones y cuando estos son prolongados se sospecha de un contagio del virus. Aunque los síntomas persisten por un período de 3 a 5 días, pueden desaparecer luego de algunos meses.

Tratamiento:

El manejo es sólo sintomático ya que no hay tratamiento específico.

Dr. Avilio Méndez Flores

[ad code=2 align=center]

La cybercondría

0

Definición:

El concepto de Cybercondría se refiere a la persona que busca sus síntomas en la red y con la información obtenida se auto-medica.

Cada vez más los consultorios médicos se ven invadidos por “cybercondríacos”, una variante de hipocondríacos que sufre mayores trastornos de ansiedad al descubrir el diagnóstico a su enfermedad imaginaria en las páginas de algún buscador de Internet, y suelen exhibir de forma pertinaz y airada ante el doctor los documentos encontrados.

La “Cybercondría” es un nuevo desafío que enfrentan los médicos en la era de Internet. La necesidad de información médica a través de la red es un “arma de doble filo”. Muchos pacientes han visto crecer sus esperanzas cuando han encontrado sitios Web que ofrecen drogas y tratamientos, pero luego resulta que sólo están disponibles en Estados Unidos.

Problemática social:

Actualmente cientos de hospitales están bajo una montaña de consultas de pacientes que han averiguado más sobre sus enfermedades y quieren conocer los tratamientos más avanzados. Se aumentan las consultas de enfermos “imaginarios” en detrimento de los que en verdad requieren asistencia médica. Los afectados se someten a exámenes costosos como angiografías, tomografías, resonancia magnética, electrocardiografías, etc. Suelen hacer un peregrinaje por distintas consultas médicas en pos de un diagnóstico que confirme sus temores.

Riesgo principal:

La “Cybercondría” puede desembocar en un peligroso proceso de automedicación. Los pacientes consultan a través de la red y se auto – medican, porque al parecer, no pueden esperar.

La ansiedad de los pacientes por conocer más acerca de sus enfermedades los lleva en algunos casos a auto – diagnosticarse o a caer en sitios Web de curanderos.

Para muchos médicos, es positivo que las personas quieran saber más sobre las enfermedades que las aquejan, pero es importante conocer la red y sus peligros, para saber a dónde mandar a la gente por consejo
Los pacientes pueden usar la información para bien, como en el caso buscar cómo pueden alimentarse mejor. Para algunos especialistas los médicos deben conocer lo bueno y lo malo de la red.

Las características generales del la hipocondría son:

• Temor a padecer una enfermedad grave a partir de la interpretación personal de una serie de manifestaciones orgánicas.
• El hipocondríaco suele no darse por satisfecho con los resultados médicos, en especial si contradicen su propio pensamiento. Es aprensivo, porque en todo ve peligro para su salud e imagina que son graves sus más leves dolencias.
• 5% de la población mundial la sufre.

Dr. Avilio Méndez Flores

[ad code=2 align=center]

Go to Top