Posts tagged Juegos

Escuela para padres III (Desarrollo psicomotor del niño)

0

-Los padres no deben intentar la anticipación de determinado desarrollo. Del mismo modo no se le debe obligar a que ande antes de haber adquirido el sentido del equilibrio y la fuerza física necesaria, tampoco se debe exigir de él esfuerzos de comprensión y razonamiento que no estén a nivel de sus posibilidades.

-A los períodos de rápida asimilación por parte del niño, seguirán otros de estancamiento e incluso de aparente regresión. Este hecho es normal y no debe preocupar.

-Hablad a tu hijo sin preocuparte de que te entienda o no, El niño necesita oír hablar, y hablar bien, sin gesticulaciones, gritos ni esas medias palabras ñoñas con que muchas madres suelen dirigirse al niño creyendo que no le entiende.

-Hablarle al niño en tono normal. No usar onomatopeyas ni palabras deformadas. Es el hijo el que debe imitar el lenguaje de los padres y no éstos al niño. Aunque el hable mal ya irá mejorando su pronunciación.

-Responder siempre a las preguntas de tu hijo, por muy pesado que se ponga.
El bilingüismo no es perjudicial. El niño puede aprender muy bien dos idiomas al mismo tiempo sin que ello implique una limitación en su vocabulario.

-La utilización del “yo” y del “mí” denota el comienzo de la segunda infancia: el niño se ha descubierto a sí mismo (alrededor de los tres años).

-El niño emplea las mismas palabras que los adultos, pero el significado que les da es muy diferente. No debemos por tanto alarmarnos si sus explicaciones resultan a veces muy confusas.

-Hasta loa tres años, el juego del niño es eminentemente individual. Si se forman grupos, son casuales y de breve duración. A partir de entonces, el juego cobra un valor social incalculable. El carácter del niño se perfila claramente.

-El juego es para el niño una ocupación importante; no burlarse nunca de sus juegos.

-Los métodos del instruir deleitando podrán ser muy antiguos, pero no han perdido actualidad.

-Al niño no hay que obligarlo a jugar. El juego deja de serlo si se transforma en obligación.

-Si su hijo es zurdo no hay que contrariar su tendencia habitual, aunque si convendría enseñarle a manejar ambas manos.

Dr. Avilio Méndez Flores

[ad code=2 align=center]

La limpieza y los juegos infantiles

0


La suciedad es una consecuencia del juego, mecanismo de aprendizaje por excelencia en los niños. Por ello, es mejor relegar los cánones estéticos ante la necesidad de los infantes por conocer su entorno.

Es común que los niños pequeños se diviertan con la tierra de las plantas o jueguen con la comida y luego se limpien en la ropa. El hecho puede impacientar a los padres, sin duda, pero bien vale la pena reflexionar en por qué ocurren así las cosas, antes de regañar a sus hijos.

En edades tempranas el ser humano busca conocer su entorno antes que las normas de etiqueta social, así que la mugre es acompañante de andanzas y juegos, consecuencia del aprendizaje.

Limpiar a los niños en sus juegos sólo por cumplir con estrictas normas de limpieza y conducta puede entorpecer su desarrollo. Lo mejor es dar cierto margen de libertad para que puedan investigar y descubrir a sus anchas. Por ello, es mejor vestir a los pequeños con ropa holgada y resistente cuando visiten un parque por ejemplo, ya que tal inquietud los llevará recorrer el sitio con todos sus sentidos.

Más vale un momento de suciedad que un niño triste.

Sin embargo, esta solución no siempre es viable en fiestas y reuniones sociales en las que se deben cumplir algunas normas. Lo más recomendable, será, entonces, llevar una muda de repuesto.

En resumen, aunque la limpieza es un valor que las madres defienden a ultranza en la crianza de los niños, se sabe que dejarlos ensuciarse de vez en cuando puede ser beneficioso para su salud. Los juegos en el piso y al aire libre fortalecen su sistema inmunológico de manera natural.

Dr. Avilio Méndez Flores

[ad code=2 align=center]

Go to Top