Internet no sólo está cambiando el modo como las personas viven sino cómo funcionan sus cerebros.

Gary Small, neurocientífico de la University of California, en Los Ángeles, especialista en el funcionamiento del cerebro, descubrió mediante estudios que navegar en Internet y enviar mensajes de texto ha hecho a los cerebros más avezados a la hora de filtrar información y tomar decisiones rápidas. Y declaró que, a su juicio, se trata de un cambio evolutivo que pondrá a los expertos en tecnología al frente del nuevo orden social.

Sin embargo, lanza una advertencia: aunque la tecnología acelera el aprendizaje e impulsa la creatividad, también crea adictos cuyos únicos amigos son virtuales y provoca un drástico aumento en el trastorno por déficit de atención. El científico considera que los líderes de la próxima generación serán quienes combinen habilidades tecnológicas y sociales.

Para el experto, el cerebro es muy sensible a los cambios del entorno como los de la tecnología. Señaló que en un estudio realizado sobre 24 adultos mientras utilizaban Internet descubrió que los experimentados duplicaban la actividad en áreas que controlan decisiones y razonamiento complejo, comparado con los novatos en la web. “El cerebro está muy especializado en su sistema de circuitos y si repites tareas mentales una y otra vez reforzará ciertos circuitos neurales e ignorará otros”, declaró Small.

Fuente: Reuters

[ad code=1 align=right]