Dr Avilio Méndez Flores

Dr Avilio Méndez Flores

Avilio Méndez Flores, nace en Siquisique, Estado Lara, Venezuela, el 3 de Septiembre de 1935. Graduado de médico en la Universidad Central de Venezuela el 4 de Agosto de 1960, se inició como médico rural en Puerto Cumarebo del Estado Falcón, y luego en El Empedrado del Estado Lara. A partir de 1961 ingresa al hospital central “Dr. Antonio María Pineda” de Barquisimeto, Venezuela, primero como médico interno y luego como residente, donde obtiene la especialidad en Pediatría. El 1º de Julio de 1965 asume la jefatura del servicio de Pediatría del hospital “Mercedes” de Calabozo, Estado Guárico recién estructurado en los 4 servicios básicos, además de Pediatría: Medicina, Cirugía y Obstetricia. Once años después, el 1º de Agosto de 1976, con la inauguración del hospital general “Dr. Francisco Urdaneta Delgado”, pasó a ser jefe del Departamento de Pediatría, hasta el 31 de diciembre de 2003. Fue director encargado del hospital “Mercedes” en dos ocasiones, y del hospital actual una vez: de abril a octubre de 1980. Miembro activo de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría desde julio de 1965, miembro de la Academia Americana de Pediatría desde junio de 1973. Docente de la Facultad de Medicina de la Extensión de la U.L.A. en Calabozo, desde noviembre de 1978 a noviembre de 1980 en que dejó de funcionar. Participación en trabajos científicos publicados: 1996 (2) y 1999 (2). Reconocimientos: Diploma “Trabajador de Oro” en 1990, que le otorgó el Ministerio de Sanidad por tener más de treinta (30) años de servicio. • Medalla de la salud “Dr. Pastor Oropeza” en su primera clase impuesta por el Ministerio de Sanidad y la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría en octubre de 1996. • Condecoración “Dr. José Francisco Torrealba” en su única clase por la Gobernación del Estado Guárico, el 10 de marzo de 1999. • Médico jubilado por Resolución Oficial del Ministerio de la Salud y Desarrollo Social de Venezuela, desde el 01-01-04. • Desde el 2006 es el editor de temas médicos en www.ciencias-medicas.com • Colaborador de la página www.calabozodigital.com desde 2009

Home page: http://www.ciencias-medicas.com

Posts by Dr Avilio Méndez Flores

Riesgos de la hipertensión arterial

0


Se habla de hipertensión cuando hay una elevación crónica de la presión arterial por encima de los límites numéricos establecidos por convenio por la OMS. Se es hipertenso cuando la tensión es igual o superior a 140/90 mmHg.

La hipertensión pasa desapercibida hasta que se descubre por casualidad en una revisión médica rutinaria.

Para una correcta medición el paciente debe evitar: Tomar café o té, o realizar ejercicio físico por lo menos durante la hora previa de medición, no fumar los 15 minutos anteriores, no hablar durante la medición. El paciente debe estar cómodamente sentado, haber orinado antes de la medición y permanecer relajado.

Los factores de riesgo son muchos, por lo que es recomendable, a partir de los 40, comprobar de vez en cuando la presión arterial.

Así tenemos que la obesidad está asociada con una elevación de la presión arterial. Varios estudios han comprobado que el consumo de sal afecta la presión. El consumo de potasio y calcio tiene el efecto contrario del sodio; es decir, ayuda a disminuirla. La actividad física atenúa, incluso, la elevación normal que acompaña al envejecimiento. El hábito de fumar es un factor importante de riesgo, al igual que aquellas personas que padecen diabetes, enfermedad renal y todo el que esté sometido a estrés.

En consecuencia, es aconsejable reducir el peso y el consumo de sal. Incorporar verduras y frutas a la dieta. Disminuir el consumo de productos animales. Evitar el alcohol y seguir el tratamiento indicado por el médico.

Dr. Avilio Méndez Flores

Eutanasia y ortotanasia

0

Actualmente, existe una disyuntiva entre la vida y la muerte cuando una persona pierde la mayoría de sus facultades naturales para desenvolverse por sí sola y llevar una existencia normal. Una disyuntiva que confronta inmisericordemente lo legal con lo ético.

La Constitución Nacional venezolana consagra y protege el derecho a la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte. Sin embargo, una situación límite se presenta cuando alguien depende de medios artificiales para continuar viviendo, y no existe posibilidad cierta de que pueda registrar mejorías según criterios clínicos, entonces debe resolverse a la luz de la ética y de las leyes.

Según la Ley de Ejercicio de la Medicina ningún médico está obligado a mantener artificialmente la vida de una persona, por lo tanto, dejar en paz a un enfermo irrecuperable sin utilizar medidas desproporcionadas que prolongan agonía y costos para que continúe vivo, aunque no es una acción ilícita, tampoco equivale a la eutanasia; es lo que se llama ortotanasia, que es la muerte correcta y a la que se deja llegar sin utilizar métodos extraordinarios.

Muchos no son partidarios de la eutanasia ya que este es un término que se presta a perversas interpretaciones, esa es una medida que implica liquidar de manera directa la vida de una persona, está catalogado como homicidio y, por tanto, está penado por las leyes; pero paliar un dolor sin intervenir y dejar que el sujeto termine su vida dignamente es lícito.

En otros casos admiten la intervención de la Medicina y el empleo de herramientas extraordinarias con personas con cáncer en su fase terminal, siempre y cuando sirva para atenuar o aliviar el sufrimiento físico que implica esa enfermedad.

Cuando un médico, al menos en Venezuela, emplea métodos para inducir la muerte del paciente, por sugerencia o autorización de él mismo, sí incurre en el delito de colaboración al suicidio. “Esto sí es eutanasia”.

Dr. Avilio Méndez Flores

Oncocercosis

0


Esta enfermedad la produce un gusano parásito, que responde al nombre científico de oncocerca volvulus, y que es transportado por las moscas comunes que habitan cerca de los ríos de cauce rápido.

Con la picada del insecto, las larvas entran, a través de la herida, al cuerpo humano. Desfiguran la piel y comienzan su migración hacia las extremidades. Pueden alcanzar los ojos y ocasionar una lesión en la córnea, e incluso, la ceguera total. De allí el nombre común que se le da de “ceguera de los ríos”.

Los primeros síntomas de la oncocercosis son fiebre e inflamación de los ganglios linfáticos. Posteriormente edemas y dermatitis grave.

Un estado más avanzado de la enfermedad muestra a los pacientes con lo que se conoce como “piel de lagarto” o “piel de leopardo”. La ceguera puede ser parcial o total, dependiendo de la lesión en la córnea. En los hombres se produce una tumefacción del escroto.

Las poblaciones al sur de Venezuela son las de mayor riesgo, y una de las más afectadas es la Yanomami por sus costumbres migratorias y el paso por ríos y zonas boscosas que los expone al contagio.

Por varios años la oncocercosis se atacó mediante la colocación de larvicidas en los ríos, hasta que a principio de la década de los ochenta se comenzó a ensayar con el medicamento Mestizan, que dio buenos resultados.

Si la persona es picada por una mosca en alguna de las zonas donde se ha detectado oncocercosis se debe acudir a las autoridades de Sanidad para determinar si se trata del insecto transmisor.

La Organización Panamericana de la Salud espera que esta enfermedad pueda ser erradicada en Latinoamérica.

Dr. Avilio Méndez Flores

Colesterol y triglicéridos

4

Estas dos sustancias aumentan en el organismo por el hábito de fumar, la vida sedentaria y el consumo excesivo de calorías en forma de grasas y carbohidratos que conducen al sobrepeso.

Por otra parte, la edad en progresión, medicamentos como anticonceptivos, esteroides, diuréticos causan aumento de los niveles de triglicéridos y en ocasiones del colesterol, enfermedades renales y hepáticas, la diabetes, el hipotiroidismo, la menopausia en algunas mujeres, la herencia, y por último el estrés, el cual se puede manejar mediante el deporte, la meditación, el relajamiento, la lectura, etc.

El colesterol es una sustancia serosa y suave que se encuentra en todas las partes del cuerpo, entre ellas, el sistema nervioso, la piel, los músculos, el hígado, los intestinos y el corazón. Es elaborada por el cuerpo y también se obtiene de los alimentos.
Luego de comer, nuestro organismo digiere las grasas de los alimentos liberando triglicéridos y colesterol a la sangre; éstos son transportados a todos los tejidos para dar energía o para ser almacenados como grasa.

Entre los efectos dañinos está el ataque cardíaco o infarto al miocardio que se presenta cuando una de las arterias coronarias que suplen oxígeno al músculo del corazón se bloquea. El bloqueo puede ocurrir por espasmos de las coronarias ya disminuidas en su calibre por placas adheridas en sus paredes, ateromas, que al desprenderse forman trombos. Los trastornos cardiovasculares son mas frecuentes en hombres que en mujeres. El accidente cerebrovascular (ACV) también es secundario a aterosclerosis.

Dr. Avilio Méndez Flores

El calcio

0


Es un mineral presente en nuestro organismo. En los huesos y dientes se encuentra en una proporción de 85%. EL 15 restante, en la sangre y otros sitios del organismo.

Sus propiedades son: desarrollar y mantener los huesos y los dientes, sanos y fuertes. Además, ayuda a los movimientos de contracción muscular, participa en la coagulación sanguínea y en la transmisión de los impulsos nerviosos.

El calcio lo obtenemos a través de una nutrición adecuada. Ésta debe proporcionar alimentos que lo contengan, entre ellos se encuentran: la leche y sus derivados (quesos, yogurt, entre otros), sardinas, huevos, y alimentos vegetales, como el brócoli, espinacas, etc. Una vez ingerido, el calcio es absorbido y transportado en la sangre, a los huesos, donde es depositado. Luego será utilizado de acuerdo a las necesidades.

Las reservas de calcio se inician desde la infancia, por tanto, es necesario en los niños y adolescentes para ayudar a fortalecer sus huesos y dientes, y prevenir la osteoporosis y fracturas en la edad adulta.

En el momento actual, los niños y adolescentes por influencia de la publicidad comercial prefieren las bebidas gaseosas que neutralizan la absorción del calcio y consumen alimentos con escaso contenido de este mineral, con la consiguiente disminución de una adecuada ingesta para su nutrición. En estos casos, será necesario tratar de modificar las conductas alimentarias y consultar con su Pediatra para que considere la indicación de suplementos de calcio.

Las consecuencias del déficit de calcio se pueden prevenir mediante un suministro adecuado en las diferentes etapas de la vida: Lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses y luego, complementada con alimentación variada hasta los 2 años de edad y a partir de entonces alimentación completa.

Dr. Avilio Méndez Flores

Manchas en la piel

1


Generalmente corresponde a la Pitiriasis versicolor, la micosis superficial más frecuente de los países tropicales y, por supuesto Venezuela. Es una micosis benigna. En nuestro país se observa especialmente en las zonas costeras, pues el clima cálido y húmedo favorece su aparición.

Se presenta por igual en ambos sexos. Es más frecuente entre los 10 a 20 años de edad, por la predisposición conferida por la secreción sebácea en el adolescente y en el adulto joven.

Se caracteriza por presentar manchas blancas (máculas) de bordes bien definidos, de diferentes tamaños y colores (rosadas, marrones, pero muy especialmente blanquecinas), ubicadas de preferencia en cara, cuello, tórax y extremidades superiores. Las escamas son fácilmente desprendibles mediante raspado.

Es una afección que no produce molestias o complicaciones y su tratamiento tiene sólo una razón: la estética. No tiene nada que ver con enfermedad del hígado, aunque en nuestro país existe la creencia popular de que su origen es hepático. Incluso llegan a denominarlas “manchas del hígado”.

Puede confundirse en algunas ocasiones con la llamada pitiriasis alba o rosada, vitíligo, hipo-pigmentaciones post-inflamatorias o lepra.

El tratamiento es efectivo tanto en forma local (tópica) o mediante pastillas que su médico tratante o dermatólogo le recomendarán.

Dr. Avilio Méndez Flores

Los virus

0

Los virus poseen el privilegio de ser los responsables de las enfermedades humanas más antiguamente conocidas (la rabia y la poliomielitis) y de algunas de las enfermedades más recientemente descritas (el virus de la inmunodeficiencia humana o VIH).

Constituyen un grupo completamente diferenciado dentro de los agentes infecciosos y las principales características que los distinguen de otros microorganismos son:

Su tamaño extraordinariamente pequeño, tan sólo observables por microscopía electrónica, lo que les permite atravesar filtros que otros microorganismos no pueden.

Son parásitos intracelulares estrictos, es decir, sólo son capaces de reproducirse dentro de otro ser vivo. Para su multiplicación dependen de la célula huésped, la cual les suministra no sólo las sustancias básicas sino, además, la energía y la mayoría de los sistemas enzimáticos necesarios para la síntesis de sus propios constituyentes.

Están compuestos por una parte formada por ácidos nucleicos que a su vez están envueltos en una capa de proteínas, denominada cubierta proteica o cápside. El conjunto del ácido nucleico y la cápside es la llamada nucleocápside del virus, y ésta, a su vez, puede hallarse recubierta por una envoltura o membrana lipoproteica de origen celular. Todos los virus, salvo los más complejos, se asocian con dos tipos de simetría geométrica de la cápside, helicoidal e icosaédrica.

La subdivisión principal de los virus se hace en función de sus ácidos nucleicos. Éstos son el soporte de la información genética, de la capacidad de replicación y, por tanto, del poder de infección. Un virus determinado puede contener ADN o ARN, pero nunca los dos, y ello nos permite dividir a los virus en dos grandes grupos: ribovirus, cuando contienen ARN, y desoxirribovirus, cuando contienen ADN.

Además, a medida que ha ido aumentando el conocimiento en la estructura y composición química de los virus se ha podido elaborar una clasificación basada en sus propiedades fisicoquímicas, de forma que hoy en día podemos agrupar a los virus de interés en patología humana en familias, cada una de las cuales incluyen diferentes géneros y especies.

Dr. Avilio Méndez Flores

La ictericia del recién nacido

0

Existen 2 causas: por incompatibilidad sanguínea o por un proceso inflamatorio agudo infeccioso o no.

La incompatibilidad sanguínea se produce cuando el grupo sanguíneo y rh que el niño adquirido por herencia sean particularmente distintos al de la madre; la cual será grupo O, o rh (-) y el niño grupo A, o B, o AB, o rh (+). Esta condición se encuentra en los glóbulos rojos, y en este caso en particular, se comporta como un antígeno, contra el cual el organismo de la madre podría fabricar anticuerpos que tienden a destruir los glóbulos rojos del niño, incluso en algunos casos poco antes de nacer.

En el caso de un proceso inflamatorio adquirido después del nacimiento, este tinte amarillo se manifestará después de las 24 horas, generalmente durante la cicatrización del ombligo, donde también va a producirse destrucción de una pequeña parte de los glóbulos rojos, o en mayor cantidad si se desarrolla un cuadro infeccioso en el niño.

En cualquiera de los 2 casos, la destrucción de glóbulos rojos libera la hemoglobina que poseen y esta se transforma en bilirrubina, que es un pigmento de color amarillo, que al no ser procesado suficientemente por el hígado, pasa a los tejidos del organismo donde se deposita, y en la piel va ser visible su color.

Su riesgo depende de la causa. Cuando es debido a una incompatibilidad sanguínea, ésta es más peligrosa cuanto más temprano se presente la ictericia. Cuando se trata del proceso inflamatorio previo a la cicatrización total del ombligo, aparte de que se presenta más tardía, no suele ser muy intensa, pero igualmente amerita ser vigilada hasta su desaparición.

La complicación temible es el daño cerebral irreversible (kernícterus) que pueda causar cuando los niveles de bilirrubina suben excesivamente (más 20 mgs. %).

El manejo inicial inmediato es la fototerapia mientras el tinte amarillo sea leve y la bilirrubina se mantenga en niveles bajos. En casos agudos o de pronóstico reservado se recurre a la exanguinotransfusión la cual puede repetirse si es necesario.

Dr. Avilio Méndez Flores

Dr Avilio Méndez Flores's RSS Feed
Go to Top