Posts tagged Hipertensión

Hipertensión arterial y ácido úrico

1

Una alta tasa de ácido úrico en sangre estaría vinculada a la hipertensión, según un estudio realizado con adolescentes y publicado en Estados Unidos.

“Si se reduce el ácido úrico, al menos en algunos pacientes, se puede bajar la presión arterial”, explicó el doctor Daniel Feig, profesor de pediatría renal en la Facultad de Medicina Baylor en Houston (Texas, sur), principal autor del trabajo.

“Esto podría ser una de las explicaciones del mecanismo mediante el cual algunas personas desarrollan hipertensión y podría abrir el camino a nuevos tratamientos”, añadió.

El ácido úrico es un producto de desecho del metabolismo de los alimentos. Es producido sobre todo por el hígado y los riñones. Un exceso de ácido úrico puede provocar gota, que resulta de la acumulación de cristales de este ácido en las articulaciones.

En este estudio, Feig y su equipo trataron con allopurinol a adolescentes que sufrían hipertensión arterial y presentaban tasas sanguíneas elevadas de ácido úrico. Este medicamento reduce la tasa de ácido úrico y es utilizado en el tratamiento de la gota y los cálculos renales.

El tratamiento redujo no sólo los niveles de ácido úrico sino también la presión arterial, indicó Feig, cuyo estudio es divulgado por el Journal of the American Medical Association (JAMA) del 27 de agosto.

“Este tratamiento está lejos de ser una terapia suficiente para combatir la hipertensión pero los resultados de este estudio representan un primer avance en la comprensión de los mecanismos de la enfermedad”, explicó Feig.

Fuente:AFP

[ad code=2 align=center]

Síndrome metabólico

0

Cuando una persona presenta tres o más de las siguientes condiciones: obesidad, grasa abdominal, hipertensión, diabetes, dislipemia (alto colesterol LDL y bajo colesterol HDL), triglicéridos altos e intolerancia a la glucosa, se dice que presenta síndrome metabólico.

Las cifras promedio normales son:

1- Peso: la relación peso talla: lo que se mida de talla después del metro convertida a kilos sería el peso ideal y la circunferencia abdominal a nivel del ombligo para los hombres 102 cms.y 88 para las mujeres.
2- Tensión arterial: 120/80 mmHg.
3- Glicemia: no más de 110 mg/dl en ayunas.
4- Insulinemia: no más de 54 mg/dl.
5- Colesterol: LDL 100 mg/dl o menos y HDL mayor a 40 mg/dl
6- Triglicéridos: 150 mg/dl o menos.

Complicación:

Ateroesclerosis (endurecimiento, engrosamiento y placas de grasa en las arterias).
Órganos afectados: principalmente corazón, cerebro y riñones.

Prevención:

acudir a controles programados por el médico internista, cardiólogo o endocrinólogo. Mantener una alimentación saludable y con horarios regulares. Evitar el abuso del café y las bebidas alcohólicas. Eliminar el cigarrillo.

Dr. Avilio Méndez Flores

[ad code=2 align=center]

1 de cada 3 venezolanos es hipertenso

0

Hay quienes desconocen esa condición hasta que se toman la tensión
Los exámenes de perfil lipídico desde los 20 años de edad son recomendables para tomar acciones preventivas a tiempo

La principal causa de muerte en los seres humanos a escala mundial es el conjunto de enfermedades cardiovasculares y uno de los factores que conduce a sufrirlas es la hipertensión arterial, que afecta a uno de cada tres venezolanos; es decir a 30% de la población local.

Así lo manifiesta el cardiólogo Roger Uzcátegui, quien recuerda que éste es uno de los factores de riesgo modificables y que, controlándolo, perfectamente puede contribuir a reducir la tasa de enfermos y de mortalidad por dolencias que perjudican al corazón.

La reflexión la hace el especialista a propósito del Día Mundial del Corazón cada último domingo de septiembre, y cuyo lema para este año fue “conoce tu riesgo”. Con ello se pretende estimular a la población de todo el planeta a mantenerse vigilante sobre los riesgos que conducen a padecer enfermedades cardiovasculares y a acudir con regularidad al médico para evaluar la condición personal, año tras año.

“Los factores de riesgo son sumatorios. Mientras más factores tienes más probabilidades existen de sufrir enfermedad cardiovascular. Entre ellos están los que no son modificables, como la edad, el sexo y la carga hereditaria, y los modificables, que son la presión arterial, el colesterol, la diabetes melitus, la obesidad, el fumar y el sedentarismo”, subraya Uzcátegui.

En ocasiones esos factores pasan desapercibidos y son atendidos cuando ya es tarde: “Nadie sabe, por ejemplo, que es hipertenso hasta que se toma la tensión; el colesterol malo en niveles altos no produce síntomas”, añade el cardiólogo y por ello resalta la importancia de mantener vigilancia médica, porque “las enfermedades cardiovasculares son perfectamente prevenibles, sobre todo cuando atacamos los factores de riesgo modificables. Debemos estar conscientes de que las enfermedades cardiovasculares son responsables de 20% de todas las muertes”.

El especialista asegura que los 20 años de edad es buen momento para que cada persona se realice su perfil lipídico, para comenzar a estudiar desde entonces la tendencia hacia cualquier defecto cardiovascular y comenzar la estrategia preventiva.

Uzcátegui agrega que la hipertensión no es un asunto que la ciencia médica haya logrado dominar por completo: “Seguimos investigando para lograrlo en el área terapéutica”. No obstante el galeno destaca la necesidad de llevar una vida sana, con alimentación balanceada y ejercicio frecuente.

Fuente:EL UNIVERSAL

Riesgos de la hipertensión arterial

0


Se habla de hipertensión cuando hay una elevación crónica de la presión arterial por encima de los límites numéricos establecidos por convenio por la OMS. Se es hipertenso cuando la tensión es igual o superior a 140/90 mmHg.

La hipertensión pasa desapercibida hasta que se descubre por casualidad en una revisión médica rutinaria.

Para una correcta medición el paciente debe evitar: Tomar café o té, o realizar ejercicio físico por lo menos durante la hora previa de medición, no fumar los 15 minutos anteriores, no hablar durante la medición. El paciente debe estar cómodamente sentado, haber orinado antes de la medición y permanecer relajado.

Los factores de riesgo son muchos, por lo que es recomendable, a partir de los 40, comprobar de vez en cuando la presión arterial.

Así tenemos que la obesidad está asociada con una elevación de la presión arterial. Varios estudios han comprobado que el consumo de sal afecta la presión. El consumo de potasio y calcio tiene el efecto contrario del sodio; es decir, ayuda a disminuirla. La actividad física atenúa, incluso, la elevación normal que acompaña al envejecimiento. El hábito de fumar es un factor importante de riesgo, al igual que aquellas personas que padecen diabetes, enfermedad renal y todo el que esté sometido a estrés.

En consecuencia, es aconsejable reducir el peso y el consumo de sal. Incorporar verduras y frutas a la dieta. Disminuir el consumo de productos animales. Evitar el alcohol y seguir el tratamiento indicado por el médico.

Dr. Avilio Méndez Flores

Go to Top