Es una enfermedad producida por una bacteria.

Se contagia por contacto directo con las secreciones de las vías respiratorias de los enfermos y tarda en manifestarse de 6 a 20 días. Los síntomas son: dolor de garganta, amigdalitis, faringitis; una membrana blancuzca cubre el interior de la boca.

Se trata con antibióticos y se puede prevenir con vacuna, la cual forma parte de la denominada triple o DPT que da defensas también contra la tos ferina y el tétanos y se aplica en niños a partir de los dos meses de edad. Es de aplicación gratuita en hospitales, medicaturas y dispensarios.

Recuerde: más fácil es prevenir que intentar curar. Cuide su salud.

Dr. Avilio Méndez Flores

[ad code=2 align=center]