Enfermedad de Paget

0

Definición:

Se trata de una osteopatía caracterizada por agrandamiento irregular de algunos huesos debido a un desequilibrio en la función de las células renovadoras del hueso (osteoblastos y osteoclastos).

Esta enfermedad también en puede conducir a otros problemas de salud, tales como artritis y pérdida de la audición.

Puede aparecer en cualquiera de los huesos, pero es más común en la columna, la pelvis, el cráneo y las piernas. En general, puede afectar uno o varios huesos, pero nunca todo el esqueleto.

Frecuencia:

Es poco frecuente en la población más joven (menor de 40 años). Los varones son un 50% más propenso a desarrollarla que las mujeres. La enfermedad de Paget se observa más en Europa (excepto en Escandinavia), Australia y Nueva Zelanda que en América, África y Asia.

Fisiopatología:

En condiciones normales, las células que destruyen el hueso viejo (osteoclastos) y las que forman el nuevo (osteoblastos) trabajan en equilibrio para mantener la estructura y la firmeza del hueso. En la enfermedad de Paget, los osteoclastos y los osteoblastos se vuelven hiperactivos en algunas áreas del hueso, aumentando de manera significativa la rapidez de renovación del hueso. Las áreas hiperactivas se agrandan; sin embargo, su estructura es anormal y, por lo tanto, son más frágiles que las áreas normales.

Aunque la enfermedad de Paget es, con frecuencia, hereditaria, no se ha descubierto ningún patrón genético específico, aún se desconoce su origen.

Síntomas:

Generalmente son leves. En otros casos, los síntomas pueden incluir: dolor, huesos que aumentan de tamaño, huesos fracturados, daño del cartílago en las articulaciones.

Sin embargo, pueden aparecer otros síntomas, como rigidez de las articulaciones y cansancio que se desarrollan de forma lenta y sutil. Puede presentarse como un dolor profundo, a veces intenso, que empeora por la noche. El agrandamiento de los huesos puede comprimir los nervios (incrementando de ese modo el dolor) y llevar a una deformación ósea.

En ocasiones, provoca el desarrollo de una artrosis dolorosa en las articulaciones adyacentes.

Los síntomas también varían en función de los huesos afectados. El cráneo puede aumentar de tamaño dando un aspecto más prominente a la cejas y a la frente, lo que se puede advertir cuando el sombrero ya no se ajusta bien a la cabeza. Este incremento del tamaño del cráneo puede causar una pérdida de la audición debido al daño provocado en el oído interno (cóclea); puede haber cefaleas provocadas por la compresión de los nervios y puede constatarse la aparición de venas dilatadas en el cuero cabelludo, por un aumento de la circulación sanguínea en el cráneo. Las vértebras pueden ensancharse, debilitarse y deformarse, lo que lleva a una disminución de la altura de estos huesos. Las vértebras afectadas pueden comprimir los nervios de médula espinal, causando rigidez, hormigueo, debilidad e incluso parálisis en las piernas. Si los huesos de la cadera o de las piernas se ven afectados por esta enfermedad, el paciente puede tener las piernas arqueadas y dar pasos cortos e inestables. Un hueso anormal es más propenso a sufrir fracturas.

Diagnóstico:

Se detecta a menudo de manera accidental, al realizar exámenes o radiografías por otros motivos. Por otro lado, se puede sospechar el diagnóstico basándose en los síntomas y en la exploración física.
El diagnóstico se confirma mediante radiografías (que muestran anormalidades características de la enfermedad) y pruebas de laboratorio que miden en la sangre los valores de fosfatasa alcalina, una enzima producida por las células formadoras de hueso. Una gammagrafía de los huesos permite averiguar cuáles están afectados.

Tratamiento:

El individuo que padece esta enfermedad necesita tratamiento en caso de que los síntomas sean molestos o si existe un riesgo considerable de complicaciones (pérdida de la audición, artritis o deformación).

El dolor se alivia, por lo general, con aspirina, otros antiinflamatorios no esteroideos y analgésicos comunes como el acetaminofen. Si una pierna se arquea, las plantillas para elevar el talón pueden facilitar la marcha. En ocasiones, la cirugía es necesaria para aliviar los nervios comprimidos o para reemplazar una articulación con artrosis.

Se pueden administrar bifosfonatos (etidronato, pamidronato, alendronato) o calcitonina para retrasar la progresión de la enfermedad. Estos fármacos se administran antes de la intervención quirúrgica, para prevenir o reducir la hemorragia durante la misma. También se usan para tratar los dolores intensos causados por este trastorno, para prevenir o retrasar la progresión de la debilidad o parálisis en personas que no pueden ser operadas, y para intentar prevenir la artrosis, una mayor pérdida de la audición, o la progresión de las deformaciones. El etidronato y el alendronato se administran habitualmente por vía oral y el pamidronato por vía intravenosa. La calcitonina se administra en forma de inyección subcutánea o intramuscular o con pulverizador nasal.

Una buena dieta y ejercicio pueden ser de gran ayuda.

Nota: También se denomina enfermedad de Paget a un tipo de cáncer de mama.

Dr. Avilio Méndez Flores

La leche

0

Una de las principales características distintivas de los mamíferos es su dependencia (en las primeras etapas de la vida) de la leche de su propia especie. Dependencia tal, que en caso de que una cría no pueda ser amamantada, o bien ella es adoptada por otro miembro del grupo, es posible que muera. Es decir, existe una fuerte selección natural para que los mamíferos que sobreviven y tienen la capacidad de reproducirse comprendan instintivamente que la leche y la vida se encuentran íntimamente relacionadas.

Mientras que otros alimentos se originan en la capacidad de adaptación de las especies a su hábitat, la leche acompaña a los animales más evolucionados de la escala zoológica para asegurarles la mejor nutrición posible en las primeras etapas de la vida.

Desde un punto de vista nutricional, la leche es un alimento que promueve el óptimo crecimiento temprano de las especies, preservándolas de las posibles inclemencias del hábitat. Es decir, que la leche es de por sí suficiente para asegurar todos los nutrientes necesarios para sostener la elevada velocidad de crecimiento que caracteriza a las primeras etapas de la vida.

No existe un momento en el que se crezca a mayor velocidad que durante la etapa intrauterina. En este período de rápida replicación celular es necesario brindar una alimentación adecuada no solo en cantidad, sino también en calidad. Es decir, que cada una de las trillones de células que se están formando en esta etapa cuente con todo el calcio, magnesio, selenio, yodo, lisina, piridoxina, etc., etc., que son necesarios para construir las organelas celulares, las células, los tejidos y finalmente los órganos. En la primera etapa del crecimiento, la placenta asegura esta provisión de nutrientes, junto con el oxígeno y la eliminación de sustancias de desecho.

Pero, a partir del nacimiento, y por un período variable en cada especie, la velocidad de crecimiento (y en consecuencia las necesidades de nutrientes) continúan elevadas durante la vida postnatal y mientras que pulmones y riñones asumen algunas de las funciones de la placenta la función nutricional pasa a ser una responsabilidad de la lactancia. Por esta razón, la leche es una fuente tan rica de nutrientes y de muchas otras sustancias que acompañan el crecimiento y desarrollo tempranos.

Una vez iniciado el destete, las especies obtienen su alimento del hábitat y las hembras se preparan para transformar esos nutrientes en un alimento perfecto que continuará la tarea placentaria en un ciclo sin fin.

La leche, un alimento de alta calidad nutricional; este conjunto nutricional preparado por la naturaleza contiene no solo proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales de muy alta biodisponibilidad sino que muchas otras sustancias de las que hoy comenzamos a contar con evidencias de sus efectos sobre la salud.

El ácido butírico así como los esfingolípidos en la reducción del cáncer de colon, polipéptidos y proteínas de la leche en disminuir el riesgo de hipertensión, el ácido linoléico conjugado en la función inmunitaria y el riesgo de ciertas formas de cáncer, el ácido esteárico en el control de los lípidos sanguíneos, la fermentación con prebióticos en la absorción de lactosa, de otros nutrientes, la mejoría de la inmunidad y la disminución de ciertas enfermedades infecciosas.

Comienza a emerger un cúmulo de evidencias acerca del papel del calcio en el control del peso corporal, la prevención de la resistencia periférica a la insulina, la hipertensión arterial y de la toxemia gravídica. Es interesante resaltar que el efecto del calcio aportado por los lácteos alcanza a duplicar al farmacológico. Más allá de su mejor biodisponibilidad, es la presencia de otros compuestos biológicamente activos los que explicarían esta mejor eficacia.

Dr. Avilio Méndez Flores

Dejar de fumar

0


Para algunos dejar de fumar resulta ser algo imposible, pero para otros significa una esperanza renovada y por qué no, el comienzo ideal para lograr estas promesas.

He aquí algunos consejos:

· Decídase a hacerlo: haga una promesa a usted mismo, a su familia y a sus amistades que va dejar de fumar. Si todos los que le rodean conocen sus ganas inmensas de abandonar este inconveniente hábito, podrán animarle para que no se rinda en el intento.

· Empiece bajando el consumo de cigarrillos: busque a otras personas que hayan decido dejar de fumar y forme su propio grupo para motivarse. Al estar motivado puede bajar el consumo de manera progresiva, comenzando por dos cigarros menos al día.

· Comience una nueva rutina: elimine los deseos de fumar cambiando sus hábitos diarios, como por ejemplo: levantarse más temprano, tomar una ruta diferente hacia el trabajo o acudir a sitios que sean libres de humo.

· Olvide a los fumadores conocidos: no termine relaciones con sus amigos fumadores, pero reduzca el tiempo que pase con ellos o pídale a esas personas que no fumen cerca de usted.

· Fuera con lo viejo: deseche todos sus ceniceros, encendedores y cajetillas de cigarrillos que ha escondido en su casa y en su carro.

· Emprenda una vida nueva: haga que dejar el cigarro sea parte de su vida cotidiana, comenzando con una alimentación balanceada y una rutina diaria de ejercicios, que también ayudará a rebajar esos kilos de más.

· Ayúdese a si mismo: encuentre una terapia de reemplazo de nicotina que se adapte a sus necesidades y a su estilo de vida para incrementar sus posibilidades de éxito. Estudios clínicos han comprobado que los fumadores, tienen el doble de oportunidad para desligarse la dependencia al tabaco, usando esa terapia que renunciando al hábito por fuerza de voluntad.

· Marque su progreso: sea realista con sus metas, bien sea diarias, semanales o mensuales y marque su progreso en un calendario y una vez logrado repita diariamente: “Hoy no fumaré”.

· Limpie su cuerpo y lo que le rodea: viste su odontólogo para remover cualquier mancha o residuo de tabaco en sus dientes. Limpie o reemplace sus cortinas y otros objetos que estén impregnados con olor a cigarrillo.

· Ahorre y prémiese a si mismo: ahorre el dinero que gastaba en cigarrillos y prémiese con su pareja realizando un viaje de fin de semana o una salida en la noche, bien sea a su restaurante favorito o a algún musical u obra de teatro.

Dr. Avilio Méndez Flores

Hirsutismo

0

Definición:

Se habla de hirsutismo cuando el pelo terminal, es decir, cabello grueso, oscuro y más largo, crece en lugares donde las mujeres no lo tienen de forma habitual: labios, mentón, pecho, espalda y/o abdomen.

En los casos de hirsutismo hay una virilización del pelo terminal. Es por tanto, un problema exclusivo de las mujeres y no se trata de una enfermedad específica, sino de un signo que muchas veces es la manifestación de otros trastornos.

Sin embargo, en casi todos los casos genera un problema estético que muchas mujeres viven con una carga más o menos intensa de ansiedad y preocupación. Su presencia compromete severamente la autoestima de las mujeres afectadas. Esto se observa en la consulta médica, cuando vienen y cuenta un gran número de ellas que reciben comentarios sarcásticos por su condición; otras sienten una franca preocupación por su apariencia peluda; y sobre el 50% de ellas evitan actividades que las expongan físicamente, como la natación, reuniones sociales, e incluso el contacto sexual.

Clasificación:

Ha recibido diferentes denominaciones, la más apropiada y reconocida es la de Hiperandrogenismo asociado a menstruaciones irregulares en ausencia de otras causas conocidas.

Hirsutismo idiopático es el que se asocia a ciclos regulares y niveles séricos de andrógenos normales.

Causas:

Existe multiplicidad de causas en el caso del hirsutismo. Por lo general, en el 80% de las mujeres que lo padecen no tiene causa aparente, es lo que se llama hirsutismo idiopático, esto es, de origen desconocido, producido por un aumento de la sensibilidad de la unidad pilo-sebácea a andrógenos circulantes. El 20% restante se debe a problemas hormonales en la tiroides, ovarios poliquísticos, afecciones de las glándulas suprarrenales y tumores en general. Asimismo, también puede decirse que la obesidad algunas veces se ve asociada con aumento de la testosterona y por ende con el hirsutismo.

Diagnóstico:

Todas las mujeres que consultan por este problema deben realizarse un estudio hormonal y un estudio abdómino-pélvico, de manera de conocer el origen y si es necesario trabajar en conjunto con un endocrinólogo.

Cuando el hirsutismo no tiene causa demostrable el médico esteticista puede trabajar solo.

Tratamiento:

En los casos en que el hirsutismo sea de origen hormonal, se refiere a la paciente a un endocrinólogo y se inicia la labor en conjunto. Por un lado este especialista trata la enfermedad a largo plazo, de manera que no continúen saliendo pelos en un futuro, y el medico esteticista trata el problema a corto plazo, elimina los vellos indeseados a través de la Foto depilación Médica con IPL de Nueva Generación.

Este tratamiento ofrece realmente una alternativa médica eficaz en la eliminación definitiva del vello no deseado, obteniendo resultados claramente visibles desde la primera sesión de tratamiento, por lo que se constituye en una herramienta casi indispensable dentro del arsenal terapéutico para devolverle la autoestima y la confianza en sí mismas a esas mujeres. También permite tratar a la vez el acné y las manchas de la piel que pudieran presentarse como consecuencia de la alteración hormonal asociadas al hirsutismo.

Dr. Avilio Méndez Flores

Los edulcorantes

0

Clasificación:

Según la fuente de donde se extraen se clasifican en naturales (calóricos o nutritivos) y artificiales (acalóricos o no nutritivos). Los primeros son el azúcar, la miel, la lactosa, la fructosa, el manitol, el jarabe de maíz, la stevia y el sorbitol, entre otros. Y los segundos son, aspartamo o aspartame, acesulfame K, sucralosa, sacarina, dulcina y los ciclamatos.

Dentro de los naturales se hallan unos simples y otros más complejos, esto depende de su estructura molecular, es decir, la lactosa, por ejemplo, está compuesta de glucosa y galactosa encontrada en la leche y es convertida en lactilol para ser utilizada como endulzante. La dextrosa es glucosa combinada con agua. Esto se crea tratando los compuestos del azúcar. De aquí provienen estas designaciones.

Los edulcorantes artificiales son aquellos que se procesan químicamente, es decir, se transforma la fuente natural de donde proviene y se le agregan otros compuestos, ya sea para hacerlos más dulces o estables. Por esta razón, encontramos en algunos productos sobretodo los “Light” con dos combinaciones de edulcorantes.

Es importante tomar en cuenta, haciendo referencia a los edulcorantes nutritivos, que por ser catalogados en esta denominación, no quiere decir que alimenten, pero sí se encuentran en algunos alimentos necesarios en la dieta del ser humano, como las frutas.
Otra diferencia entre cada uno de ellos radica en que, los naturales generalmente aportan su carga calórica o energética de 4 Kcal/g (aproximadamente 16 Kcal/por cucharadita), mientras que los acalóricos van de cero calorías a 4 Kcal/g, pero se emplean cantidades tan pequeñas que su contribución calórica es insignificante.

Sugerencias de consumo:

Se puede enseñar a los niños a no depender del azúcar de mesa, sino que obtengan esta energía de las fuentes naturales como las frutas, los carbohidratos y los vegetales. El adulto que va a utilizar edulcorantes artificiales debe hacerlo de forma mesurada.

En el caso de un jugo de naranja o de limón, se puede utilizar el azúcar para aliviar el ácido de la fruta pero si es una fruta de por sí dulce, no es necesario.

Ahora bien, las personas que se encuentran en regímenes alimenticios especiales, pueden aplicar algunas de estas sustancias artificiales para aliviar los sabores, ya sea en un café negro; también aquellos que sufren de alguna patología en la cual no pueden utilizar azúcares simples, primero deben consultar a su médico especialista para que les ofrezca las mejores recomendaciones y no alteren el control de la glicemia.

Así mismo, cada edulcorante posee un máximo establecido de las cantidades que se pueden consumir por día para no comprometer la salud.

La ingesta diaria admisible (IDA) varía según el edulcorante: para la sacarina, la IDA es de 2.5 mg/Kg de peso corporal/día, para el ciclamato es de 11 mg/Kg/día, para el aspartamo es de 40 mgmg/Kg./día y para el acesulfame K es de 15 mg/Kg./día.

Otro consejo que puede tomarse en cuenta en el momento de elegir uno de estos compuestos sintéticos para su alimentación, es comprobar si está aprobado en el presente por la FDA (Federación Internacional de Alimentos) de los Estados Unidos de América.

Finalmente, se puede llegar a la conclusión de que no se debe abusar ni tanto de los azúcares naturales como de los artificiales, por que todo exceso hace daño. Debemos además buscar información, si tiene dudas no se deje llevar por falsas promesas entorno a que si es light, sin azúcar o bajo en azúcar. El producto no puede tener algún efecto en nuestro organismo y más si se sufre de algún desorden glicémico. La información es esencial para seleccionar los productos idóneos para nuestra dieta, y más en este momento en donde existe tanta preocupación por la salud física y estética. Por lo tanto, siempre se recomienda acudir a los médicos especialistas, los nutricionistas, endocrinólogos o médicos internistas.

Dr. Avilio Méndez Flores

La alopecia y calvicie

8

Definición:

El término alopecia define la disminución ó pérdida del pelo, localizada o generalizada, temporal ó definitiva de cualquier tipo u origen. Es decir, se refiere a la incapacidad de producir cabello por parte del folículo piloso, en este caso ya no hay regeneración de cabello y por lo tanto la unidad folicular puede morir o en su defecto quedar latente pero sin producción de ningún tipo de cabello.

Para un entendimiento adecuado de las alopecias es necesario conocer que el crecimiento del pelo es cíclico, pasando por 3 etapas: 1ª etapa de crecimiento (anágena) que dura de 2 a 6 años, en la que el pelo crece 1 cm. cada mes; seguido de un periodo de reposo o catágeno que dura unas 3 semanas; y finalmente se alcanza la fase de caída o telógena (cayendo de forma imperceptible entre 80-100 cabellos/día.) que dura de 3 a 4 meses. Las alopecias representan entre el 3% y el 8% de las primeras consultas en Dermatología.

El paciente más común es un hombre joven que consulta por alopecia androgenética (calvicie común).

Existen diversas clasificaciones de las alopecias, pero desde un punto de vista pronóstico vamos a distinguir dos tipos básicos: cicatriciales (por tanto irreversibles) y no cicatriciales (potencialmente reversibles). En ambas se produce un desprendimiento del cabello a nivel del folículo, pero en el primer caso existe una destrucción de éste que lo hace irrecuperable y en el caso de las no cicatriciales el folículo no se destruye, sufre cambios funcionales que podrían ser recuperables. La única excepción es la alopecia androgenética que, aunque no es cicatricial es lentamente progresiva e irrecuperable. En las alopecias cicatriciales se consigue pellizcar el cuero cabelludo a nivel de la placa de alopecia (debido a la atrofia folicular), sin embargo en las alopecias no cicatriciales es difícil pellizcar el cuero cabelludo pues persisten los folículos

Causas:

Las causas son variadas, puede ser por sexo, por edad, por tracción, por genética, puede tener causas emocionales, medicamentos, estrés, enfermedades, cambios hormonales, etc. aunque el más conocido es el factor genético o androgenético que es el que comúnmente vemos en la mayoría de los hombres (aproximadamente el 90% de los casos de alopecia en hombres están asociados a este proceso).

La calvicie femenina existe, pero normalmente se empieza a observar después de la menopausia, donde la manera en que se manifiesta es muy parecida a la de los hombres que quedan calvos en el centro. Este fenómeno en ellas se debe a que tienen menos hormonas femeninas y predominan los andrógenos en su organismo.

Normalmente, en una mujer sana se le caen hasta 100 pelos diarios. Ese es el recambio natural del pelo. Pero cuando se acelera ese recambio, se produce alopecia.

Ya se ha visto que la caída del pelo depende de la causa que la origina. Si es una causa nutricional o tensional, la caída es difusa, es decir, se cae pelo de cualquier lado.

Cuando es tensional intensa, no se cae el pelo del cuero cabelludo, sino que también se caen pelos de las cejas y pestañas.

Si se manifiesta la caída del pelo en áreas definidas donde posteriormente se observa una especie de redondelas, se habla de alopecia areata (áreas), que es nerviosa.

También existen alopecias seborreicas, que son las que se producen, que son las que se producen debido a la secreción grasa ácida por tensión.

En el caso de que la alopecia sea debida a causas nutricionales, lo ideal es usar un champú que tenga proteínas para que enriquezca el grosor del pelo.

Sin embargo, los champúes publicitados, sirven para determinadas caídas del pelo, no sirven pata todas las cosas, por eso a veces es absurdo utilizar un determinado champú, si la causa real de la caída del pelo es una infección, o cuando es problema de hormonas.

Tipos de alopecia:

Alopecia androgenética: se la conoce también como alopecia androgénica prematura o calvicie común. Afecta a muchos hombres y rara vez a las mujeres.

En la alopecia androgenética -como la mayoría de los hombres- determinar en la Escala Norwood qué tipo/grado de alopecia es.
Clasificada originalmente por el Dr. James Hamilton en los años 50 con ocho grados y siete tipos de calvicie, fue modificada a su forma actual por el Dr. O’Tar Norwood en los años 70, añadiendo cuatro grados más y los definió como un tipo de variante “A”. Indicando que esta variación solo afectaba al 3 % de los casos estudiados.

Escala básica de Norwood para determinar el tipo de calvicie o alopecia androgenética con patrón masculino: (ver imagen)
• TIPO I – Indica pérdida mínima de pelo.
• TIPO II – Perdida de pelo con pequeñas recesiones en el área frontotemporal del cuero cabelludo.
• TIPO III – Es el primer nivel que un dermatólogo consideraría como calvicie y aplicaría un tratamiento. En esta etapa la recesión es más profunda en el área frontotemporal. Las áreas afectadas carecen o están cubiertas con escaso pelo.
• TIPO III Vertex – Perdida de pelo que afecta a la parte posterior de la cabeza con una línea de recesión muy limitada en el área frontotemporal.
• TIPO IV – En este tipo la perdida de pelo es más extensa que la del tipo III, con escaso o ningún pelo en la parte superior de la cabeza.
• TIPO V – En este estado la coronilla esta todavía separada de la zona frontotemporal, aunque esta separación ya no es tan evidente debido a que la franja de cabello, a través de la parte superior del cuero cabelludo, se ha estrechado y el cabello se ha vuelto más escaso.
• TIPO VI – Es cuando la calvicie de la coronilla se junta con la de la frontotemporal convirtiéndose en una sola calvicie.
• Tipo VII – Es la forma más severa de la perdida del pelo, solo queda una franja de cabello con forma de herradura que comienza justo frente a la oreja y se extiende hacia la parte posterior del cuero cabelludo y el cuello.

Este test es muy útil para saber si algún tratamiento puede dar resultados según el avance que tenga la calvicie. Si el grado es muy avanzado (5, 6 o 7) habrá que pensar en una solución como la Reconstrucción Transdermal, un procedimiento sin cirugía que puede ayudar a recuperar el cabello casi de forma inmediata ó en la intervención quirúrgica (aunque esta a veces no es suficiente con una sola cirugía y muchas veces genera alopecia en el lugar en donde se extraen los folículos donadores conocida como área donadora)

Los andrógenos son las hormonas responsables de la caída del cabello en este tipo de calvicie (conocida en los hombres como la DHT* dihidrotestosterona) y es por eso que muchos de los tratamientos actuales inhiben lo producción de las mismas.

Si la calvicie continúa avanzando y los folículos pilosos mueren (por ejemplo una calvicie de mas de 8 años), el proceso se torna irreversible y no existe tratamiento (tópico o tomado) para restablecer la situación. Solamente puede repararse trasplantando folículos vivos de otras zonas hacia la coronilla y las entradas; un microtrasplante capilar o mediante un proceso de Reconstrucción Transdermal que consiste en Injertar una malla incolora, transparente e hipoalergénica en el cuero cabelludo que ayudará a que se recupere casi de forma inmediata todo el cabello perdido (una de las mejores opciones). Lo ideal por supuesto, es combatir la caída mientras los folículos tienen vida o la calvicie no ha avanzado demasiado.

La mujer es más afortunada que el hombre ya que la alopecia androgenética solamente aparece en la parte delantera de cuero cabelludo dejando el cabello más ralo pero en raras ocasiones llega a tener zonas totalmente despobladas como en el hombre.

La alopecia androgénica es una alopecia en la que genéticamente se produce una miniaturización progresiva de los folículos del cuero cabelludo como consecuencia de la actuación de la 5-alfa-dihidro-testosterona sobre el órgano diana folicular en personas predispuestas.

Este tipo de alopecia es la causa más frecuente de caída de pelo, tanto en el varón como en al mujer. Se hereda con un patrón poligénico y se produce por la acción de los andrógenos en personas predispuestas genéticamente.

La Testosterona pasa a dihidro-testosterona, por acción de la 5-alfa-reductasa. La acumulación de 5-alfa-dihidro-testosterona inhibe el metabolismo de los folículos. La inducción del pelo terminal a velloso solo ocurre en el cuero cabelludo, en la zona frontoparietal y en el vértex.

La asociación de sebo y calvicie es habitual, ya que la glándula sebácea es igualmente andrógeno-dependiente, lo que no implica que la seborrea sea causa de alopecia.

El proceso puede empezar en cualquier momento después de la pubertad. En el varón comienza con un retraso de la línea de implantación fronto-parietal (dando lugar a las denominadas entradas). Posteriormente se afecta el área biparietal y el vértex (depilación en coronilla o tonsura), poco después y dependiendo de la influencia genética, se hace evidente el retraso de la línea de implantación fronto-parietal y en tonsura, respetándose siempre la zona lateral y posterior del cuero cabelludo.

En la mujer el patrón es más difuso, respetando la línea de implantación del pelo. Suele acentuarse a partir de la menopausia, por la pérdida de la protección estrogénica, pero rara vez es total, el diámetro de sus cabellos se va haciendo más fino y son más cortos y apigmentados, permitiendo ver el cuero cabelludo.

Si en una mujer la alopecia es de instauración brusca, o sigue un patrón masculino, acompañada de otras manifestaciones de hiperandrogenismo (hirsutismo, acné, cambios en al voz…) debemos pensar en un trastorno virilizante e incluso en un tumor productor de andrógenos (tumor suprarrenal u ovárico).

Tratamiento. Desde hace unos años se dispone de 2 fármacos autorizados por la FDA: Minoxidil y Finasterida. En la mujer se puede utilizar Minoxidil, pero no Finasterida.

Candidato ideal: varón de entre 18 y 60 años que comienza a notar la aparición de pelo más fino a nivel fronto-temporal y/o en el vértex. No es efectivo en los completamente calvos. Para observar resultados se necesita un periodo de 6-12 meses de tratamiento continuado y debe mantenerse de forma indefinida.

Tratamientos hormonales. En la mujer se han utilizado tratamientos hormonales como los antiandrógenos orales con buenos resultados.

La Espironolactona, que es un inhibidor competitivo débil de la unión de los andrógenos a su receptor y reduce la síntesis de Testosterona, tiene cierta eficacia en el tratamiento del hirsutismo, y en la alopecia androgenética femenina de origen suprarrenal.

Cirugía. Actualmente se realiza el autotransplante de pelo, tratamiento consolidado y altamente efectivo. Su principal inconveniente es que, al perderse el pelo vecino, hay que realizar varias correcciones. En la mujer, al ser la alopecia más difusa, es más difícil el autotransplante, el área dadora occipital tiene menos pelo que en el varón.

Alopecia areata: es una forma de alopecia no cicatricial, de causa desconocida, mediada inmunológicamente. Se caracteriza por la presencia de una o varias placas alopécicas circunscritas en el cuero cabelludo, sobre piel normal, pudiendo llegar hasta la pérdida de todo el pelo corporal. . Alopecia total (AT) es cuando se pierde completamente el pelo del cuero cabelludo. En los casos de Alopecia universal (AU), se pierde el pelo de todo el cuerpo.

Afecta a ambos sexos por igual y puede aparecer a cualquier edad, aunque es más frecuente en niños y adultos jóvenes.
Frecuentemente se asocia con otros procesos autoinmunes (vitíligo, enfermedad tiroidea, anemia perniciosa), con dermatitis atópica y con el síndrome de Down (entre 1 al 9%). Además, el sustrato histológico en las lesiones precoces está constituido por un infiltrado de células mononucleares fundamentalmente linfocitos CD4+.

Se ha implicado un factor de predisposición genética, encontrándose mayor incidencia familiar. El papel del estrés emocional es muy controvertido, en algunos casos puede representar un factor desencadenante.

Clínicamente se manifiesta por la presencia de una o varias placas de alopecias no cicatriciales, redondeadas u ovales, que suelen localizarse en el cuero cabelludo, aunque no es infrecuente la afectación simultánea de la barba, las cejas o las pestañas.

En el borde de las placas se pueden objetivar los llamados pelos peládicos, pelos con mayor grosor en su parte distal (en signo de admiración), considerándose su presencia un marcador de actividad. En este borde, los cabellos aparentemente normales se desprenden con gran facilidad.

La instauración puede ser paulatina, brusca o fulminante, y da lugar una vez establecida, a diferentes formas clínicas: en placa única, en placas múltiples, alopecia areata total (afecta a todo el cuero cabelludo), alopecia areata universal (afecta a toda la superficie corporal).

La evolución de la placa es imposible de predecir, las placas se pueden repoblar espontáneamente, apareciendo un pelo fino y despigmentado que gradualmente irá siendo sustituido por un cabello normal, o mantenerse con recidivas y repoblaciones, o convertirse en alopecia total o universal.

El diagnóstico es eminentemente clínico, en los casos que no se pueda excluir con certeza la alopecia cicatricial, la biopsia será definitiva. Aún no existen tratamientos totalmente efectivos para este tipo de alopecia. Las terapias que se utilizan con medianos resultados son: luz ultravioleta, corticosteroides tópicos, inyecciones de esteroides o agentes irritantes para excitar a los folículos estimulando el crecimiento del cabello.

Alopecia traumática:

Tricotilomanía: (provocada por el propio paciente). Se denomina así a la alopecia provocada por el tic de coger el cabello entre los dedos de forma continuada, torcerlo y estirarlo. Se localiza a nivel temporoparietal u occipital. Observaremos placas de alopecia parcial con pelos de diferente tamaño, torcidos y rotos. Suelen reflejar un trastorno psicológico leve (en niños) y más importante en adultos.
Alopecia por tracción: Es producida por un peinado inapropiado que estira el pelo con fuerza en alguna dirección de forma constante (moños, cola de caballo, uso de peines calientes para alisarse el pelo…). Suele haber alopecia en placas y pelos rotos. Si el mecanismo que induce la tracción cesa, la alopecia se recupera, aunque en casos en que la tracción es muy intensa o duradera puede desembocar en alopecia cicatricial.

Alopecia difusa (Efluvio telogénico crónico): el término “Efluvio telogénico” fue acuñado por Kligman en el año 1961. Es la pérdida aguda del pelo tras enfermedades sistémicas crónicas, estrés emocional, enfermedades febriles o parto. En éste último, el efluvio telogénico puede durar hasta 6 meses para luego recuperarse totalmente.

Corresponde a una pérdida de pelo mayor de lo habitual por un paso prematuro y sincronizado de un gran número de folículos de la fase anágena a telógena. Se inicia 1-2 meses después del factor desencadenante.

Como causas estresantes pueden estar: infecciones crónicas debilitantes, enfermedades febriles prolongadas, tensión emocional extrema, dietas hipocalóricas, posparto, cirugías importantes.

Se pone en evidencia con el test del tirón: se arrancan 3-5 cabellos de diferentes áreas. El pronóstico es bueno, y el cabello vuelve a salir en un período de 6 a 12 meses.

La alopecia se asocia en ocasiones a enfermedades endocrinas (hiper o hipotiroidismo, hipopituitarismo), ó a enfermedades sistémicas (lupus eritematoso sistémico o la lúes secundaria).

La mujer también puede presentar una alopecia por pérdida de hierro, ya sin relación androgenodependiente. Cuando hay pérdidas importantes de hierro, la ferritina que se encuentra en los folículos en crecimiento es liberada al suero, a fin de atender las necesidades de otros órganos, y en consecuencia esos folículos entran en fase telógena produciéndose poco tiempo después la caída.

También puede estar causada por múltiples fármacos: los citostáticos, antipsicóticos, anticoagulantes, antitiroideos, Vit. A, Propranolol y antiepilépticos.

Tratamiento: Su pronóstico es bueno, en 6-12 meses el cabello vuelve a salir, sin que sea preciso otro tratamiento que corregir la causa. En caso de sideropenia, suplementos de Hierro.

Alopecia por drogas o fármacos: la vitamina A en grandes dosis, los citostáticos, antitiroideos, anticoagulantes, el mercurio y el ácido valproico son capaces de producir alopecia. Cuando la droga se suspende la alopecia desaparece.

Alopecia por enfermedades sistémicas: de origen endocrino, infeccioso, Lupus eritematoso o déficit nutricional.

Alopecia por síndromes hereditarios: en el caso de la atriquia congénita, el individuo carece de pelo. También la encontramos en la alopecia triangular temporal, en el síndrome de la pérdida del cabello en anagén, en la hipoplasia del pelo y el cartílago, en el síndrome de Menkes, en la displasia ectodérmica anhidrótica y en el síndrome tricorrinofalángico.

Alopecias cicatriciales:

Lamentablemente este tipo de alopecias suele ser irreversible porque existe un daño, malformación o ruptura total de la estructura folicular. No existe un tratamiento o droga que ayude en una cabellera con folículos inertes. Si existieran zonas no dañadas puede recurrirse a un implante capilar.

Clasificación:

Pseudopelada de Brocq: Una forma localizada de alopecia cicatricial de una relativa frecuencia y etiología desconocida es la pseudopelada de Brocq. Suele presentarse como pequeñas placas de alopecia de crecimiento lento y progresivo que aunque pueden llegar a afectar todo el cuero cabelludo, está descrita su estabilización con el tiempo en algunos casos

Alopecias infecciosas: micóticas (querión, candidiasis, favus); bacterianas (sífilis, lepra, acné necrótico); virales (herpes, varicela); protozoarias (Leishmaniasis).

Especial mención es la tiña del cuero cabelludo, causada por los dermatofitos que al invadir el pelo, lo rompen y se produce la alopecia. El diagnostico se realiza por el hallazgo de hifas en examen directo y se confirma con el cultivo, que suele tardar varias semanas. Se suele asociar a tiña de la piel lampiña o de las uñas.

Las tiñas no inflamatorias o tonsurantes, se manifiestan como placas parcialmente alopécicas, con cabellos quebradizos que se rompen al alcanzar 1 ó 2 mm. La inflamación es mínima, hay abundante descamación y el margen es preciso.

Las tiñas inflamatorias (Querion de Celso), se inician como una placa descamativa que a los pocos días da lugar a una masa inflamatoria y dolorosa de la que caen la mayor parte de los cabellos. Se produce supuración folicular con fístulas y gruesas costras con pelos adheridos. Si no se tratan precozmente producen alopecias cicatriciales en placas.

Es de gran importancia conocer que las tiñas del cuero cabelludo se presentan habitualmente en la infancia. En el adulto son muy raras, generalmente se dan en enfermos inmunocompetentes, ya que la secreción sebácea del pelo tiene efecto fungistático.

En los casos de alopecias cicatriciales de pequeño tamaño, el tratamiento quirúrgico con extirpación directa de la zona afecta puede llegar a ser curativo. Esto es válido sobre todo para casos seleccionados de alopecias cicatriciales traumáticas o de pseudopelada de Brocq.

Alopecias por agentes físicoquímicos: agentes cáusticos, traumatismos mecánicos, quemaduras y rediodermitis por rayos X. Tengamos en cuenta que los folículos son sensibles a las radiaciones.

Alopecias tumorales: tumores dérmicos y metástasis. Mastocitos, epiteliomas basocelulares o espinocelulares, linfomas y tumores anexiales.

Alopecias por dermatosis: síndrome de Graham-Little, dermatomiositis, mucinosis folicular y sarcoidosis.

Alopecias por enfermedades hereditarias: poroqueratosis de Mibelli, nevus epidérmico, enfermedad de Darier, ictiosis y aplasia cutis.

Alopecias síndromes clínicos decalvantes: dermatosis pustulosa erosiva, foliculitis decalvante, alopecia parvimaculata y pseudopelada.

En resumen:

La alopecia genética se refiere a la calvicie. En cambio, la que se produce por medicamentos, tiene que ver con que la célula del pelo se multiplica muy rápido en el folículo, tanto y más rápido que las células cancerosas y por lo tanto su vida es corta.

Las causas nutricionales hacen referencia a las personas desnutridas y a las que no consumen una buena cantidad de proteínas. Se produce la caída del pelo debido a que se consuma mucha más materia prima en una célula en activa multiplicación que una no activa.

Por otra parte, el estrés también es una causa de alopecia, debido a que se acelera mucho la multiplicación de la célula del pelo, entonces nace, vive y muere más rápido. Esto es conocido como efluvio.

Durante el embarazo se puede manifestar el fenómeno, debido a los cambios hormonales que se producen. En la etapa de la lactancia también se produce efluvio, por el hecho de que las mujeres tienen que regular mejor la nutrición debido a que están alimentando a otra persona.

Ahora bien, cuando una mujer sufre de enfermedades autoinmunes, produce anticuerpos contra el pelo, como los que se dan con las enfermedades sistémicas, como el lupus eritematoso. En muchos cánceres se cae el pelo, ya sea por factor de nutrición o porque se desgasta con los medicamentos que se emplean.

Otras caídas del pelo se deben a intoxicaciones. Por ejemplo, si hay alguien que ingirió veneno de ratas y se le cayó el pelo, lo que sucedió es que el veneno intoxicó el pelo.

Las hormonas masculinas facilitan la caída de pelo porque hay zonas del cuero cabelludo que tienen unos receptores especiales para andrógenos. En tanto, las hormonas femeninas facilitan que sea firme el pelo. En ese sentido, cuando se ve en una mujer joven, es preciso estudiar las hormonas, porque puede ser que tenga un ovario quístico y está teniendo más hormonas masculinas que femeninas, por lo tanto, hay que tratar el ovario.

En definitiva, los especialistas consideran la alopecia como un síndrome, porque puede ser producido por otras enfermedades. Siempre hay que buscar la causa para poder tratarla.

Por eso, toda caída de pelo es recomendable que sea consultada con un médico, porque puede ser que el problema sea banal, nervioso, o una enfermedad grave.

Diagnóstico:

1.- Anamnesis (interrogatorio):

* Antecedentes familiares (alopecia androgénica y alopecias congénitas)
* Antecedentes personales: estrés, déficit nutricionales, fármacos, seborrea, acción de agentes físicos o químicos, endocrinopatías.
* Enfermedad actual: patrón de distribución (difuso o localizado), tiempo de evolución, manifestaciones acompañantes (locales o sistémicas), forma de inicio (aguda, crónica), evolución (en brotes, lentamente progresiva, irreversible).

2.- Exploración física:

Para comprobar si se trata de una caída fisiológica o existe una verdadera alopecia, realizaremos el test del tirón (Pilotracción), que consiste en traccionar con los dedos el pelo de varias regiones, siendo normal que podamos extraer entre 1 y 2 cabellos de algunas zonas. El test del tirón permite una primera aproximación, ya que en casos patológicos con una tracción ligera conseguimos arrancar 4-5 cabellos con facilidad.

Es importante valorar la fase en la que se encuentran los cabellos arrancados a simple vista o con microscopio.

Es importante observar la morfología del cabello, seco y deslustrado en alopecias congénitas o en síndromes carenciales, cabellos miniaturizados en la alopecia androgenética, o cabellos en signo de admiración en la alopecia areata.

Analizar el patrón de distribución de la alopecia: difuso (en la alopecia androgenética y en las alopecias congénitas) o localizado, en placas (por regla general en la alopecia areata y en la tricotilomania)

También hay que explorar el cuero cabelludo observando la existencia de alteraciones: cicatrices, pápulas, escamas, eritema…

3.- Exploraciones complementarias: Hay que tener en cuenta que en más de la mitad de los casos de alopecia no es necesario pedir ninguna exploración complementaria, la clínica y la exploración física son suficientes para establecer un diagnóstico firme. Suelen ser problemas temporales autorresolutivos y bastará con una adecuada explicación al paciente.

En los casos seleccionados en que se solicite alguna exploración se debe comenzar por un estudio analítico: hemograma, glucemia, ferritina sérica, creatinina, transaminasas hepáticas, TSH, magnesio y zinc. Son opcionales VDRL o RPR, anticuerpos antinucleares, VIH y Testosterona libre y DHEAs (mujeres con alopecia androgénica).

Pueden también indicarse test especiales en caso de sospecha de infección micótica o bacteriana (cultivo, examen directo del talo del pelo y de la escama con KOH)

Tratamiento:

Diversos estudios han demostrado que la evolución de la alopecia areata es independiente del tratamiento. No existe ningún tratamiento etiológico, y todos ellos van dirigidos a disminuir lo máximo posible el tiempo para la aparición del pelo. En estos casos, por tanto, es imprescindible una adecuada explicación al enfermo con el fin de evitar el uso de tratamientos que puedan ocasionar efectos secundarios.

Tanto en niños como en adultos, si la afectación es menor del 50% del cuero cabelludo, se prefiere una conducta expectante pues la repoblación es espontánea en más del 50% de los casos, sobre todo en las formas localizadas, que son las más frecuentes.

En los niños, cuando la pérdida de cabello es superior al 50% del cuero cabelludo se utiliza el tratamiento tópico con corticoides. En los casos más extensos, sobre todo cuando existe una implicación psicológica importante, esta indicada el tratamiento sistémico.

En los adultos, si la enfermedad está localizada, el tratamiento tópico puede hacerse con corticoides intralesionales. Si la alopecia es muy extensa se utilizan: corticoides tópicos y sistémicos, ciclosporina sistémica ó fototerapia. Hay que tener en cuenta que los corticoides pueden inducir atrofia y deben manejarse con precaución para no transformar una alopecia areata, en principio reversible, en una alopecia irreversible.

El tratamiento debe realizarse durante un periodo mínimo de 3 meses antes de valorar el resultado y proponer un cambio en la terapia.

El principal inconveniente de las infiltraciones de corticoides es que son dolorosas y producen atrofia. Se deben evitar cuando la afectación es mayor al 30%.

Los Corticoides orales son efectivos en los casos de alopecia areata extensa (existe gran controversia sobre su uso). Hay autores que los utilizan en casos de alopecia que progresa muy rápidamente o para conseguir una repoblación inicial.

Inmunoterapia tópica. La sensibilización de contacto o inmunoterapia tópica es uno de los tratamientos más efectivos en pacientes con alopecia areata que afecta a más del 50% del cuero cabelludo.

En los casos de alopecia muy extensa, que no responde a los tratamientos anteriormente citados, se ha ensayado con PUVA terapia e incluso con Ciclosporina oral. Sus importantes efectos secundarios y la reaparición de placas al dejar el tratamiento hace que deba ser muy bien valorado.

Prevención de la calvicie:

Hombres y mujeres, cada vez más jóvenes, notan con pesar que su pelo empieza a caerse de forma irremediable. Ahora este problema puede detectarse anticipadamente por medio de un test, lo que ayuda a atenuar los efectos de la temida alopecia.

La genética, como causa principal, y las alteraciones psicológicas están detrás de la aparición precoz de la alopecia, que puede afectar a un 89 por ciento de hombres y a un 16 por ciento de mujeres.

El test HairDX, realizado a partir de una muestra oral, puede anticipar si una persona sufrirá calvicie.

HairDX identifica una variante genética hallada en más de 95% de los hombres calvos. Científicos han descubierto que hombres con esta variante genética tiene un riesgo de 60% de perder el cabello antes de cumplirse los 40 años.

HairDX también identifica otra variante genética que es menos común. La presencia de esta variante indica una probabilidad de más de 85% de no perder el cabello antes de cumplirse los 40 años.

La caída de cabello constituye una preocupación cada vez mayor entre los jóvenes, e incide de forma muy negativa en la autoestima de la persona.

Son frecuentes los casos que, para disimular la pérdida precoz de cabello, deciden apuntarse a la moda de raparse la cabeza, una alternativa tan válida como recurrir a la cirugía.

Pero se considera que afeitarse la cabeza debe ser la última opción y por ello se aconseja tratamientos preventivos, que suelen dar muy buenos resultados.

Aunque el problema es distinto pero guarda relación con el tema, uno de los estigmas asociados más difíciles de soportar por los enfermos de cáncer es el que se refiere al deterioro de la imagen, sobre todo la pérdida el pelo a consecuencia de los agresivos tratamientos de quimioterapia.

Por eso se insiste en la necesidad que el enfermo recupere la autoestima a través del control de la alopecia.

Actualmente ha aumentado el número de casos de alopecia, tanto en hombres como en mujeres.

Por lo que se refiere a distinción entre sexos, los varones lo pueden sufrir hasta en un 89 por ciento, frente al 16 por ciento de las mujeres.

A nivel global, estudios demuestran que hay diferencias étnicas por lo que respecta a la alopecia: la raza blanca tiene la más alta incidencia de calvicie, mientras que en la negra es mucho más rara y poco frecuente.

En el caso de los orientales, se les cae el cabello mucho después que a la raza blanca.

Tras desterrar categóricamente el mito de la relación entre alopecia y potencia sexual, se considera que el incremento de la alopecia en las mujeres tiene que ver tanto con razones genéticas como de estrés, ansiedad y tratamientos hormonales.

También es cierto que la mujer acude más que antes a consulta y por eso hay más casos diagnosticados.

Dr. Avilio Méndez Flores

Los rayos láser

8

Definición:

El rayo láser es un sistema de amplificación de la luz que produce rayos coincidentes de enorme intensidad, los cuales presentan ondas de igual frecuencia que siempre están en fase.

Como este rayo producido es coincidente, puede ser utilizado para llevar cualquier tipo de señal, ya sea música (como en los discos compactos), voz humana, una imagen de televisión, etc.

Un poco de historia:

Todo se remonta a 1917, cuando Albert Einstein descubrió que si se estimulaban los átomos de una sustancia, estos podían emitir una luz con igual longitud de onda.

Este proceso se conoce también como emisión estimulada. Sin embargo para tener una plataforma capaz de producir un láser se requiere amplificar esa emisión estimulada.

La palabra LASER es la sigla (en ingles): Ligth Amplification by Stimulated Emission of Radiation, que traducido al español es: amplificación de la luz por emisión estimulada de radiación.

En el año 1958, los físicos A. Schawlow y C. Hard Townes describieron los principios del funcionamiento del láser y dos años más tarde, el estadounidense Theodore Maiman concretó el primer proceso láser con un cristal de rubí.

Producción del rayo láser:

Se requiere un barra de rubí (posee en su interior átomos de cromo dispersos como impurezas), en ambos extremos debe tener superficies espejadas de las cuales una refleja el 100% de los rayos y las otra aproximadamente 95% llamada superficie semirreflectante.

La barra de rubí es estimulada por fotones generados por el destello de una lámpara o tubo fluorescente con características determinadas.

El rubí libera fotones monocromáticos para descargar la energía acumulada, un foton estimula la formación de otro idéntico, produciéndose el fenómeno de clonación de los mismos.

Cuando estos fotones que se desplazan entre las dos superficies reflectantes superan una determinada cantidad de energía, son liberados a través de la superficie semirreflectante generando el rayo.

Se libera un rayo láser que tiene como característica el ser coherente y compuesto por luz monocromática (una sola longitud de onda).

Propiedades:

La radiación láser se caracteriza por una serie de propiedades, diferentes de cualquier otra fuente de radiación electromagnética, como son:

Monocromaticidad: emite una radiación electromagnética de una sola longitud de onda, en oposición a las fuentes convencionales como las lámparas incandescentes (bombillas comunes) que emiten en un rango más amplio, entre el visible y el infrarrojo, de ahí que desprendan calor. La longitud de onda, en el rango del espectro electromagnético de la luz visible, se identifica por los diferentes colores (rojo, naranja, amarillo, verde, azul, violeta), estando la luz blanca compuesta por todos ellos. Esto se observa fácilmente al hacer pasar un haz de luz blanca a través de un prisma.

Coherencia espacial o direccionabilidad: la radiación láser tiene una divergencia muy pequeña, es decir, puede ser proyectado a largas distancias sin que el haz se abra o disemine la misma cantidad de energía en un área mayor. Esta propiedad se utilizó para calcular la longitud entre la Tierra y la Luna, al enviar un haz láser hacia la Luna, donde rebotó sobre un pequeño espejo situado en su superficie, y éste fue medido en la Tierra por un telescopio.

Coherencia temporal: La luz láser se transmite de modo paralelo en una única dirección debido a su naturaleza de radiación estimulada, al estar constituido el haz láser con rayos de la misma fase, frecuencia y amplitud.

Tipos de Láser:

Existen numerosos tipos de láser que se pueden clasificar de muy diversas formas siendo la más común la que se refiere a su medio activo o conjunto de átomos o moléculas que pueden excitarse de manera que se crea una situación de inversión de población obteniéndose radiación electromagnética mediante emisión estimulada. Este medio puede encontrarse en cualquier estado de la materia: sólido, líquido, gas o plasma.

El primer láser fue desarrollado por Maiman en 1960 utilizando como medio activo un cristal cilíndrico de rubí. El láser de gas de CO2, que emite en el rango del infrarrojo, es capaz de proporcionar grandes potencias y presenta un gran rendimiento, por ello es el más usado.

Éste tipo de láser es utilizado en numerosas y diversas aplicaciones, como por ejemplo en la manufactura industrial, comunicaciones, soldadura y cortado de acero, entre otras.

Los láser de Ión Argon y Krypton son utilizados en las discotecas ya que emiten en el rango del espectro visible.

El láser Nd:YAG pertenece al grupo de los láser de estado sólido y emite también en el rango del infrarrojo, siendo ampliamente empleado como en el tratamiento oftalmológico de las cataratas, en medicina estética o en procesos industriales, como tratamientos de superficie y mecanizados.

Los láser de diodo están construidos con materiales semiconductores son cada vez más utilizados debido a sus ventajosas características, como un menor tamaño y elevadas potencias de trabajo. Sin embargo la calidad de salida del haz es menor que con láser.

Aplicaciones:

La medición de distancias con alta velocidad y precisión fue una aplicación militar inmediata después de que se inventara el láser, para el lanzamiento de artillería o para el cálculo de la distancia entre la Luna y la tierra (384.403 km.), con una exactitud de tan sólo 1 milímetro. También es utilizado en el seguimiento de un blanco en movimiento al viajar el haz a la velocidad de la luz.

Aplicaciones más cotidianas de los sistemas láser son, por ejemplo, el lector del código de barras, el almacenamiento óptico y la lectura de información digital en discos compactos (CD) o en discos versátiles digitales (DVD), que se diferencia en que éstos últimos utilizan una longitud de onda más corta (emplean láser azul en vez de rojo). Otra de las aplicaciones son las fotocopiadoras e impresoras láser, o las comunicaciones mediante fibra óptica.

Las aplicaciones para un fututo próximo son los ordenadores cuánticos u ópticos que serán capaces de procesar la información a la velocidad de la luz al ir los impulsos eléctricos por pulsos de luz proporcionados por sistemas láser. La fusión por confinamiento inercial es la aplicación más deseada ya que permitiría el desarrollo de la fusión nuclear del hidrógeno de una forma controlada, permitiendo la obtención de una elevadísima cantidad de energía. Dicho proceso se produce en el Sol y se obtuvo, aunque no de una forma controlada, en 1952, con la bomba atómica de hidrógeno.

En la holografía, las ondas se solapan en el espacio o se combinan para anularse (interferencia destructiva) o para sumarse (interferencia constructiva) según la relación entre sus fases. Debido a la relación especial entre los fotones del haz del láser, estos rayos son considerados el mejor ejemplo conocido de efectos de interferencia representados en los interferómetros y hologramas. La holografía es utilizada para proporcionar imágenes en tres dimensiones. También es utilizada como sistema de seguridad en las tarjetas de crédito.
Dentro del procesado de materiales, el láser es utilizado en todas las ramas (corte, soldadura, marcado microscópico, etc.) al poder ser empleados en casi todos los materiales y tener una muy buena respuesta en el resultado.

Las ventajas de los rayos láser en Medicina:

Una operación con rayos láser toma en realidad sólo fracciones de segundos.

El paciente únicamente experimenta alguna sensación extraña que nunca llega a describir como dolorosa; por ello es que no necesita de ninguna anestesia en estos casos.

Otra ventaja es que no se produce sangramiento alguno, ya que el láser provoca la coagulación instantánea del área sobre la cual se está actuando, lo cual evita totalmente el riesgo de que se presenten hemorragias, por pequeñas que estas puedan ser.

Como no se emplean instrumentos quirúrgicos en este tipo de operación, las personas que son especialmente impresionables con los instrumentos médicos, no se asustan; los cordones de fibra óptica penden de la máquina la cual es manipulada por un operador. Estos cordones vienen ya dirigidos a la lesión que debe ser tratada. El individuo aprensivo, por lo tanto, apenas percibe los elementos que puedan intimidarlo.

Puesto que todo el proceso se realiza sin la necesidad de recurrir a la anestesia, ni se presentan los dolores postoperatorios, característicos de las intervenciones quirúrgicas tradicionales, tampoco hay necesidad de medicación. Por eso casi nunca se requiere la hospitalización, que en todo caso sería muy breve; en la gran generalidad de los casos, el paciente puede reanudar de inmediato sus actividades habituales.

Es muy importante saber que hoy ya se puede contar con estos nuevos procedimientos tecnológicos en el campo de la Cirugía, sobre todo en aquellas áreas tan delicadas y peligrosas de manipulación, como son el cerebro y la médula espinal. También es alentado saber que por medio del rayo láser se pueden corregir defectos visuales con los cuales antes estábamos condenados a vivir. Finalmente, las personas preocupadas por proyectar siempre una buena apariencia física, tienen que sentirse muy complacidas al saber que con el rayo láser sed pueden eliminar muchos defectos de la piel y que esas operaciones no dejan, a su vez, ni huellas ni cicatrices. Y todo eso, sin dolor y sin las molestias postoperatorias de unos días en el hospital.

De acuerdo con la intensidad de su luz, existen cuatro tipos diferentes de rayos láser:

El medio, que se emplea para producir efectos antiinflamatorios y analgésicos.

El quirúrgico (o rayo láser caliente), que se utiliza en cirugía microscópica, coagulando y vaporizando los tejidos enfermos que se desean eliminar, también puede servir como bisturí o como una especie de soldador para unir los tejidos lesionados.

El diagnosticador, que se emplea para reconocimientos médicos y estudios celulares de orden cualitativo y cuantitativo. Este tipo de rayo láser es muy útil para detectar tumores mientras que los mismo se hallan en las fases iniciales de su desarrollo.

El comunicador, que está en proceso de perfeccionamiento en estos momentos, y que servirá en el futuro para alcanzar a pacientes que se hallan a muchísimos kilómetros de distancia de las bases médicas donde se encuentra instalado el rayo láser.

Los tratamientos con rayos láser de baja intensidad se emplean para estimular los tejidos y disminuir el dolor y la inflamación de las zonas afectadas.

También son efectivos al mejorar el flujo de la sangre y de los líquidos linfáticos.

Reducen la producción de prostaglandinas (sustancias similares a las hormonas), las cuales promueven la inflamación y causan dolor.

Los rayos láser de baja intensidad son empleados en el tratamiento de los desgarramientos de músculos, afecciones de los ligamentos e inflamaciones de los tendones y las articulaciones.

Los rayos láser de alta intensidad destruyen las células directamente en el punto donde incide el rayo, dejando intactas las células alrededor de esta área. Este es uno de los motivos por los que son tan empleados en el tratamiento de algunos tipos de tumoraciones.

Asimismo, el rayo corta a través del tejido y, simultáneamente, produce la coagulación de la sangre, lo cual lo convierte también en un instrumento de cirugía sumamente efectivo.

En oftalmología:

El empleo de los rayos láser también es muy útil en el tratamiento de la retinopatía causada por la diabetes (para evitar el sangramiento de vasos sanguíneos anormales), para prevenir y tratar el desprendimiento de la retina (al sellar pequeñas áreas de desgarramiento), y para destruir los tumores pequeños que puedan desarrollarse en la retina.
Igualmente, el rayo láser se emplea para restaurar la visión, cuando la misma se vuelve opaca después de la cirugía de cataratas.

En ginecología:

Muchas veces los rayos láser son empleados para quitar la obstrucción de las trompas de Falopio, eliminando el tejido de cicatriz que se forma después de una situación de infección o de esterilización.

También son empleados para destruir las células anormales del cuello uterino.

Otros usos de los rayos láser:

Los rayos láser son empleados comúnmente para eliminar pequeñas marcas de nacimiento e inclusive tatuajes; los resultados en este sentido pueden variar, pero son efectivos en la gran mayoría de los casos.

Los tumores de la laringe, en su fases preliminares ,, pueden ser eliminados con éxito mediante los rayos láser, sin que se dañen las cuerdas vocales.

Desde luego, en la actualidad se consideran muchas otras aplicaciones para los rayos láser, y entre sus usos está la eliminación de la placa que causa la ateroesclerosis en las arterias. La desintegración de cálculos de las vías urinarias. Y en un futuro, para eliminar tumoraciones que sean inaccesibles en el interior del cerebro y de la médula espinal.

Dr. Avilio Méndez Flores

Salud intestinal

0

El intestino desempeña un papel fundamental en el sistema inmunológico. Además, la microflora intestinal es esencial para el funcionamiento de ambos sistemas.

Existen varios cientos de especies de bacterias diferentes, situadas principalmente en el colon. El tracto gastrointestinal es estéril cuando nacemos, pero desarrolla rápidamente una microflora que varía en función de factores tales como las circunstancias del nacimiento, la alimentación en la infancia, el uso de antibióticos, la dieta y la edad.

Microflora y digestión:

La función principal del intestino es absorber agua y nutrientes. La labor específica de la microflora del colon durante la digestión consiste en fermentar las sustancias aportadas por los alimentos (por ejemplo, las fibras alimentarias), que no pueden digerirse en el intestino delgado.

Esta fermentación produce, entre otras moléculas, ácido láctico y ácidos grasos de cadena corta (acético, propiónico y butírico). Este último proporciona energía al revestimiento de la pared del colon, mejora la absorción de minerales e influye de manera beneficiosa en el
metabolismo de la glucosa y los lípidos en el hígado.

Microflora y función inmunológica:

Existen tres vías principales a través de las cuales el intestino actúa como sistema de defensa. La primera es mediante la microflora que alberga, que protege contra las invasiones bacterianas. Entre los mecanismos se encuentran la disputa por los nutrientes y los receptores en la pared del intestino y la creación de un medio adverso para los patógenos (por ejemplo, un pH bajo). En segundo lugar, las células de la pared intestinal no solo absorben nutrientes, sino que además constituyen una barrera protectora que impide la entrada de sustancias dañinas. En tercer lugar, el intestino dispone de un sistema inmunológico compuesto por células (inmunecitos) especializadas. Los inmunecitos son capaces de generar una respuesta innata propia y al mismo tiempo desencadenan la producción de anticuerpos, proteínas que atacan a otras proteínas llamadas antígenos (en este caso, el patógeno invasor)para desactivarlas y eliminarlas del cuerpo. Nuestra flora intestinal comunica con las células del sistema inmunológico gastrointestinal y el hígado para presentar una respuesta coordinada ante los antígenos alimentarios y los microorganismos nocivos.
Por tanto, la microflora intestinal es esencial para que el mecanismo de protección funcione correctamente. De hecho, no tener un buen equilibrio bacteriológico en el intestino se asocia con afecciones como el síndrome del intestino irritable, la inflamación del intestino, el cáncer de colon y la gastroenteritis.

Los cambios en la dieta y en los hábitos alimentarios, así como el uso de antibióticos, pueden desestabilizar el equilibrio de la microflora intestinal, disminuyendo la cantidad de bacterias beneficiosas, como el lactobacilo y la bifidobacteria, con respecto a la presencia de microorganismos dañinos o patógenos, como el clostridium o el enterococo.

Según los expertos, la mayoría de los trastornos de salud, se dan a consecuencia de un colon intoxicado. Simplemente porque la tradición de comer y beber comidas cargadas con preservantes, químicos, harina blanca, azúcar, grasas, derivados de la leche, tabaco, alcohol y aun el aire que respiramos, causan una acumulación de materia fecal estancada en el tracto intestinal.

El colon es un sistema de desagüe, pero por negligencia y abuso se convierte en un basurero.

Cuando el colon está limpio y normal, estamos bien y felices. Dejarlo estancarse destilará venenos, fermentación y pudrición, dañando el cerebro y el sistema nervioso, el corazón, la piel y la sangre, los órganos digestivos; en fin, todo el cuerpo en general.

La acumulación de materia fecal puede causar un estado de putrefacción que puede resultar en múltiples enfermedades como diabetes, inflamación del hígado, cansancio, sobrepeso, arrugas, envejecimiento prematuro, infecciones, hipertensión, defectos físicos, colesterol alto, pulmones débiles, olores desagradables, dolores de cabeza, cáncer, problemas de la piel como psoriasis, acné y muchas más.

Recomendaciones:

Para tener un cuerpo sano, saludable, activo, libre de problemas, es importante recurrir a procesos de desintoxicación. La desintoxicación es el proceso natural del cuerpo para eliminar y neutralizar las toxinas a través del hígado, los riñones, el colon, los pulmones, la piel, por medio de la bilis, la orina, las heces, la respiración y la transpiración. La acumulación de toxinas en el organismo humano ahora se produce a una velocidad más rápida.

Dr. Avilio Méndez Flores

Go to Top