Las diarreas

0

Pueden deberse a múltiples causas. Si se acompaña de vómitos las primeras 24 horas y fiebre, y las deposiciones son sólo líquidas, estamos en presencia de una gastroenteritis cuya causa es viral, y es la más frecuente en el lactante, con una duración limitada, que no va más allá de 1 semana; pero que en el transcurso puede presentarse deshidratación importante, por lo que se puede tornar peligrosa. Las debidas a indigestiones agudas no suelen sobrepasar las 24 horas, pueden acompañarse de vómitos y no suele haber fiebre.

Los parásitos pueden producir diarrea porque sean muy agresivos como la amiba histolítica. En las infecciones intestinales bacterianas, las deposiciones suelen ser purulentas, acompañadas de fiebre intensa y toque al estado general.

Aparte de lo ya mencionado, el signo más temible es la deshidratación o pérdida excesiva de líquidos del propio organismo, lo cual pone en grave peligro al paciente. Como dijimos anteriormente la deshidratación aguda puede llevar a una situación grave de todos los órganos del cuerpo, en especial del riñón; el cual puede entrar en insuficiencia severa, o si la deshidratación se mantiene puede ocasionar infección de las vías urinarias, siendo esto, a su vez, la causa de que el proceso diarreico continúe.

Como la gran mayoría de las diarreas en el lactante son debidas a virus que no son susceptibles de tratamiento específico y además, su duración suele ser no más allá de 4 días, la mayor atención debe concentrarse en la prevención y control de la deshidratación; para lo cual el suministro de líquidos debe mantenerse y tratar de no interrumpir la alimentación habitual, en particular la alimentación materna; por otra parte, se debe comenzar a dar el suero oral o cualquier producto comercial que corresponda. Se procede a ofrecerlo a temperatura natural y al gusto del niño o por pequeñas tomas según la tolerancia, teniendo en cuenta un detalle muy importante, si el niño con diarrea no lo acepta es porque aun no está deshidratado o después de haberlo dado logró hidratarse. Obligarlo es inducirlo nuevamente al vómito, entonces se continuará con agua y otras bebidas, evitando las gaseosas o energéticas.

Con los antidiarreicos se ha demostrado que no son útiles como se creía. Los antiespasmódicos en el lactante comporta riesgos de intoxicación y los antibióticos se usarán cuando se compruebe que la causa o complicación es bacteriana.

Dr. Avilio Méndez Flores

Espasmos de sollozo

0


Los niños, por lo general, lloran con facilidad y suelen acompañar el llanto con sollozos, o sea, movimientos del cuerpo y respiraciones ruidosas. Pues bien, en algunos niños, al llorar o sollozar, a veces también ante un susto o una sorpresa, se produce un cese momentáneo de la respiración que puede provocar un cambio en la coloración de la piel (pálida o azulada), pérdida de conciencia e, incluso, movimientos convulsivos (sacudidas de brazos y piernas). Se suele decir que el niño se ha privado.

A pesar de lo aparatoso del cuadro, la respiración se reanuda de manera espontánea al cabo de unos segundos (habitualmente menos de 1 minuto) sin necesidad de llevar a cabo ningún tipo de maniobra y el niño se recupera completamente en unos instantes. Los padres tardan algo más).

Le ocurre a un 5 % de todos los niños sanos y suele aparecer por primera vez entre los 6 y 18 meses y desaparecer antes de los 7 años de edad.

No se conoce la causa, aunque se sabe que puede influir la herencia, porque sucede con una frecuencia mucho mayor cuando lo ha sufrido algún otro miembro de la familia (35 % de los niños).

La frecuencia en que se producen es muy variable: hay niños que tienen espasmos del llanto varias veces al día y otros en los que se presentan de manera ocasional.

Los espasmos no producen ningún daño inmediato ni tardío al niño. Tampoco tienen relación con la muerte súbita del lactante.

Ante un espasmo de sollozo lo más importante es mantener la calma. Algo fácil de decir pero difícil de llevar a cabo. Conviene recordar que tienen una naturaleza benigna y que se resuelven sin complicaciones en unos segundos, por lo que no habrá que llevar a cabo ninguna maniobra de resucitación o de otro tipo que podría conllevar, por sí misma, un riesgo mayor de lesiones. Es recomendable situar al niño en la postura de decúbito supino (tumbado boca arriba) para favorecer el flujo cerebral y prevenir accidentes. Debe mantenerse la calma en todo momento, evitando golpear, gritar o zarandear al niño.

Al cesar el episodio es recomendable adoptar una actitud neutra sin mostrar preocupación o enfado delante del niño -o sea, “llevar la procesión por dentro”-, y sin que éste perciba ninguna ventaja por haberlo experimentado. En estos niños es especialmente importante establecer unas normas de conducta claras y coherentes, dado que, una vez que conocen sus límites, las situaciones de frustración que podrían conducir a crisis de llanto y espasmos de sollozo se reducen, como ocurre con las rabietas.

Todas las personas que se ocupan del cuidado del niño deben estar advertidas de que el niño puede tener espasmos del sollozo y deben procurar comportarse con la misma calma que los padres.

En principio, tienen un carácter involuntario, el niño no lo hace a propósito, pero cabe la posibilidad de que algunos niños aprendan a utilizarlo para llamar la atención o conseguir algún beneficio, lo que habrá que tener en cuenta especialmente en aquellos niños en los que se repite con mucha frecuencia, para asegurarnos de que, con su actitud, no obtienen ninguna recompensa.

Si los padres están preocupados por estos episodios, quieren confirmar que son espasmos del sollozo o necesitan apoyo, puede ser conveniente consultar. También si aparecen antes de los 6 meses, después de los 7 años o si son muy frecuentes, puede ser aconsejable que el pediatra examine al niño.

Dr. Avilio Méndez Flores

Estrés y olvido

0


Muchas veces las fallas de memoria y los olvidos involuntarios se deben a que la persona está estresada, angustiada y con muchas preocupaciones. Sin embargo, a medida que se avanza en edad, las lagunas y olvidos continuos y repetitivos pueden ser provocados por el envejecimiento cerebral.

La primera manifestación se expresa por fallas continuas, permanentes y progresivas de la memoria.

Para tener un envejecimiento saludable, lo más importante es evitar factores de riesgo entre los 40 y 50 años, como el cigarrillo, el alcohol y la obesidad, entre otros. Realmente el tratamiento antivejez no existe, pero hay varios grupos de medicamentos que permiten mejorar la memoria y las condiciones intelectuales, como los antidepresivos, que al parecer han tenido un buen papel en el tratamiento del envejecimiento cerebral.

Este proceso de deterioro puede conducir a la pérdida de las facultades mentales, entre ellas la memoria, o casos más severos como la demencia senil o Mal de Alzheimer.

Las personas mayores se angustian al pensar que pueden llegar a perder la memoria totalmente y los lleva a padecer cuadros depresivos.

Recuerde: es menos difícil prevenir que intentar eliminar el daño establecido. Cuide su salud.

Dr. Avilio Méndez Flores

Riesgos de la hipertensión arterial

0


Se habla de hipertensión cuando hay una elevación crónica de la presión arterial por encima de los límites numéricos establecidos por convenio por la OMS. Se es hipertenso cuando la tensión es igual o superior a 140/90 mmHg.

La hipertensión pasa desapercibida hasta que se descubre por casualidad en una revisión médica rutinaria.

Para una correcta medición el paciente debe evitar: Tomar café o té, o realizar ejercicio físico por lo menos durante la hora previa de medición, no fumar los 15 minutos anteriores, no hablar durante la medición. El paciente debe estar cómodamente sentado, haber orinado antes de la medición y permanecer relajado.

Los factores de riesgo son muchos, por lo que es recomendable, a partir de los 40, comprobar de vez en cuando la presión arterial.

Así tenemos que la obesidad está asociada con una elevación de la presión arterial. Varios estudios han comprobado que el consumo de sal afecta la presión. El consumo de potasio y calcio tiene el efecto contrario del sodio; es decir, ayuda a disminuirla. La actividad física atenúa, incluso, la elevación normal que acompaña al envejecimiento. El hábito de fumar es un factor importante de riesgo, al igual que aquellas personas que padecen diabetes, enfermedad renal y todo el que esté sometido a estrés.

En consecuencia, es aconsejable reducir el peso y el consumo de sal. Incorporar verduras y frutas a la dieta. Disminuir el consumo de productos animales. Evitar el alcohol y seguir el tratamiento indicado por el médico.

Dr. Avilio Méndez Flores

Eutanasia y ortotanasia

0

Actualmente, existe una disyuntiva entre la vida y la muerte cuando una persona pierde la mayoría de sus facultades naturales para desenvolverse por sí sola y llevar una existencia normal. Una disyuntiva que confronta inmisericordemente lo legal con lo ético.

La Constitución Nacional venezolana consagra y protege el derecho a la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte. Sin embargo, una situación límite se presenta cuando alguien depende de medios artificiales para continuar viviendo, y no existe posibilidad cierta de que pueda registrar mejorías según criterios clínicos, entonces debe resolverse a la luz de la ética y de las leyes.

Según la Ley de Ejercicio de la Medicina ningún médico está obligado a mantener artificialmente la vida de una persona, por lo tanto, dejar en paz a un enfermo irrecuperable sin utilizar medidas desproporcionadas que prolongan agonía y costos para que continúe vivo, aunque no es una acción ilícita, tampoco equivale a la eutanasia; es lo que se llama ortotanasia, que es la muerte correcta y a la que se deja llegar sin utilizar métodos extraordinarios.

Muchos no son partidarios de la eutanasia ya que este es un término que se presta a perversas interpretaciones, esa es una medida que implica liquidar de manera directa la vida de una persona, está catalogado como homicidio y, por tanto, está penado por las leyes; pero paliar un dolor sin intervenir y dejar que el sujeto termine su vida dignamente es lícito.

En otros casos admiten la intervención de la Medicina y el empleo de herramientas extraordinarias con personas con cáncer en su fase terminal, siempre y cuando sirva para atenuar o aliviar el sufrimiento físico que implica esa enfermedad.

Cuando un médico, al menos en Venezuela, emplea métodos para inducir la muerte del paciente, por sugerencia o autorización de él mismo, sí incurre en el delito de colaboración al suicidio. “Esto sí es eutanasia”.

Dr. Avilio Méndez Flores

Oncocercosis

0


Esta enfermedad la produce un gusano parásito, que responde al nombre científico de oncocerca volvulus, y que es transportado por las moscas comunes que habitan cerca de los ríos de cauce rápido.

Con la picada del insecto, las larvas entran, a través de la herida, al cuerpo humano. Desfiguran la piel y comienzan su migración hacia las extremidades. Pueden alcanzar los ojos y ocasionar una lesión en la córnea, e incluso, la ceguera total. De allí el nombre común que se le da de “ceguera de los ríos”.

Los primeros síntomas de la oncocercosis son fiebre e inflamación de los ganglios linfáticos. Posteriormente edemas y dermatitis grave.

Un estado más avanzado de la enfermedad muestra a los pacientes con lo que se conoce como “piel de lagarto” o “piel de leopardo”. La ceguera puede ser parcial o total, dependiendo de la lesión en la córnea. En los hombres se produce una tumefacción del escroto.

Las poblaciones al sur de Venezuela son las de mayor riesgo, y una de las más afectadas es la Yanomami por sus costumbres migratorias y el paso por ríos y zonas boscosas que los expone al contagio.

Por varios años la oncocercosis se atacó mediante la colocación de larvicidas en los ríos, hasta que a principio de la década de los ochenta se comenzó a ensayar con el medicamento Mestizan, que dio buenos resultados.

Si la persona es picada por una mosca en alguna de las zonas donde se ha detectado oncocercosis se debe acudir a las autoridades de Sanidad para determinar si se trata del insecto transmisor.

La Organización Panamericana de la Salud espera que esta enfermedad pueda ser erradicada en Latinoamérica.

Dr. Avilio Méndez Flores

Colesterol y triglicéridos

4

Estas dos sustancias aumentan en el organismo por el hábito de fumar, la vida sedentaria y el consumo excesivo de calorías en forma de grasas y carbohidratos que conducen al sobrepeso.

Por otra parte, la edad en progresión, medicamentos como anticonceptivos, esteroides, diuréticos causan aumento de los niveles de triglicéridos y en ocasiones del colesterol, enfermedades renales y hepáticas, la diabetes, el hipotiroidismo, la menopausia en algunas mujeres, la herencia, y por último el estrés, el cual se puede manejar mediante el deporte, la meditación, el relajamiento, la lectura, etc.

El colesterol es una sustancia serosa y suave que se encuentra en todas las partes del cuerpo, entre ellas, el sistema nervioso, la piel, los músculos, el hígado, los intestinos y el corazón. Es elaborada por el cuerpo y también se obtiene de los alimentos.
Luego de comer, nuestro organismo digiere las grasas de los alimentos liberando triglicéridos y colesterol a la sangre; éstos son transportados a todos los tejidos para dar energía o para ser almacenados como grasa.

Entre los efectos dañinos está el ataque cardíaco o infarto al miocardio que se presenta cuando una de las arterias coronarias que suplen oxígeno al músculo del corazón se bloquea. El bloqueo puede ocurrir por espasmos de las coronarias ya disminuidas en su calibre por placas adheridas en sus paredes, ateromas, que al desprenderse forman trombos. Los trastornos cardiovasculares son mas frecuentes en hombres que en mujeres. El accidente cerebrovascular (ACV) también es secundario a aterosclerosis.

Dr. Avilio Méndez Flores

El calcio

0


Es un mineral presente en nuestro organismo. En los huesos y dientes se encuentra en una proporción de 85%. EL 15 restante, en la sangre y otros sitios del organismo.

Sus propiedades son: desarrollar y mantener los huesos y los dientes, sanos y fuertes. Además, ayuda a los movimientos de contracción muscular, participa en la coagulación sanguínea y en la transmisión de los impulsos nerviosos.

El calcio lo obtenemos a través de una nutrición adecuada. Ésta debe proporcionar alimentos que lo contengan, entre ellos se encuentran: la leche y sus derivados (quesos, yogurt, entre otros), sardinas, huevos, y alimentos vegetales, como el brócoli, espinacas, etc. Una vez ingerido, el calcio es absorbido y transportado en la sangre, a los huesos, donde es depositado. Luego será utilizado de acuerdo a las necesidades.

Las reservas de calcio se inician desde la infancia, por tanto, es necesario en los niños y adolescentes para ayudar a fortalecer sus huesos y dientes, y prevenir la osteoporosis y fracturas en la edad adulta.

En el momento actual, los niños y adolescentes por influencia de la publicidad comercial prefieren las bebidas gaseosas que neutralizan la absorción del calcio y consumen alimentos con escaso contenido de este mineral, con la consiguiente disminución de una adecuada ingesta para su nutrición. En estos casos, será necesario tratar de modificar las conductas alimentarias y consultar con su Pediatra para que considere la indicación de suplementos de calcio.

Las consecuencias del déficit de calcio se pueden prevenir mediante un suministro adecuado en las diferentes etapas de la vida: Lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses y luego, complementada con alimentación variada hasta los 2 años de edad y a partir de entonces alimentación completa.

Dr. Avilio Méndez Flores

Go to Top